Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos veinteañeros de Sevilla dirigían una red de 'narcos' que tenía 3 metralletas

El Chino y Joselito, dos sevillanos de 23 y 25 años, dirigían la banda de supuestos narcotraficantes desmantelada este fin de semana en Sevilla durante la operación Castilleja. Los dos veinteañeros lideraban una red que tenía en su poder tres ametralladoras italianas y que presuntamente había puesto una bomba casera al coche de un competidor. En total han sido detenidas 25 personas -puestas ayer a disposición judicial- y se han incautado 34,5 kilos de cocaína y dos de heroína.Cuatro meses de investigación han permitido a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDyCO) de la policía de Sevilla desmantelar la red comandada por Francisco S.A., el Chino, de 23 años, y José M.M., de 25, Joselito, que llevaba unos seis meses trabajando. La operación Castilleja se desplegó el sábado con 17 registros en los conflictivos barrios sevillanos de las 3.000 Viviendas, Polígono San Pablo y Palmete y en un cámping de Alcalá de Guadaira, un chalé de la urbanización Torrepalma (Carmona) y otro en Olivares.

La cocaína estaba oculta en una de las cuatro vasijas de fibra de vidrio enterradas en el jardín del chalé de Carmona. El zulo estaba cubierto por una losa y la droga estaba protegida de la humedad con arroz y rociada de café para evitar que los perros la localizaran por el olor. Los otros escondites estaban prestos para recibir mercancía. El negocio de la red debía ir viento en popa, ya que tenía 21 millones en metálico y dos máquinas para contar las ganancias. Además, tenía 25 millones en joyas, ocho automóviles (un espectacular deportivo rojo) y siete motocicletas.

La banda, además, estaba bien armada y municionada: tres fusiles ametralladores Jagger italianos (dos copias de Kaláshnikov, uno de ellos sin retroceso, y una réplica de un M-16 de EE UU), cinco escopetas de caza, tres revólveres brasileños (dos 38 y un 357 de la marca Amadeo Rossi) y dos automáticas (un nueve largo Winchester y un 6,35 Red Oliver). Uno de los detenidos es el supuesto fabricante y colocador de la bomba casera que el 16 de marzo reventó el coche de un competidor en la barriada de las 624 Viviendas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de marzo de 1999