Vestigios de vida cotidiana

Anillos, vestidos, monedas, vasijas. Objetos que, en definitiva, siguen formando parte de la vida cotidiana. Ésas son las más de cien piezas que componen la exposición Las huellas del tiempo que se inauguró ayer en el Museo Vasco de Bilbao y que recorre 20 siglos de historia de Vizcaya. La muestra estará abierta hasta el próximo 20 de junio. Ésta es la primera de las exposiciones temporales que va a realizar el Museo Vasco de Bilbao. La segunda, en junio, será sobre el Camino de Santiago y la tercera, que se celebrará sobre el mes de julio, tratará de 100 años de ciclismo vasco. "Es difícil destacar cuál es la pieza más curiosa de la muestra. Eso depende del gusto de cada uno", señaló ayer Amaia Basterretxea, directora del Museo Vasco. Ella indicó una pieza de textil, concretamente de lino blanco, que se conserva en excelente estado, aunque fue fabricada en 1688. "También son especialmente interesantes unas piezas de vidrio procedentes del Hospital de Bilbao", apuntó. Cada visitante que quiera darse una vuelta por la segunda planta del museo podrá pensar así qué le gustaría llevarse a casa. Seguro que muchos poseen objetos parecidos o de similar utilidad. Las huellas del tiempo no da pie a la sorpresa por lo desconocido, sino por su cotidianeidad. Piezas identificables "Hemos reunido materiales fácilmente identificables desde nuestros parámetros", explica Iñaki García Camino, arqueólogo y coordinador de la muestra. "Se trata de piezas hechas por hombres y mujeres como nosotros, que vencieron el hambre gracias a instrumentos con los que labrar la tierra y que defendieron su país y sus posesiones". Los objetos de Las huellas del tiempo recorren el camino que va desde el siglo I, con piezas de cerámica de la época, hasta el siglo XX, con las fábricas, los astilleros, las obras de ingeniería y las minas. "Pretendemos que el visitante sienta el vértigo del paso del tiempo a través de los objetos, que perciba cómo han pasado 1.200 años, por ejemplo, desde los anillos que se muestran hasta hoy, o 500 desde los dados con los que se divertían en el castillo de Muñagorri", relata el arqueólogo. Dentro de las exposiciones temporales, el Museo Vasco realizará también ciclos de conferencias en torno al tema de la muestra. En el caso de Las huellas del tiempo, el jueves 15 de abril, la profesora de Historia Medieval de la Universidad de Cantabria Beatriz Arizaga hablará de La vida cotidiana en la Edad Media. El catedrático dela UPV Manuel Montero lo hará el 29 de abril sobre La vida en la mina, y José Carlos Enríquez, de la UPV, sobre La vida cotidiana en el Antiguo Régimen. Para finalizar con el recorrido por veinte siglos de Vizcaya se realizará una excursión por la ría de Bilbao en el txinbito y una visita a la antigua zona minera de la Arboleda. Para esta actividad es necesario inscribirse previamente en el propio museo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS