Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
aulas

Impugnan el plan de Bellas Artes de Granada

La puesta en marcha del plan de estudios del segundo ciclo de Bellas Artes de Granada puede sufrir un nuevo retraso después de que el pasado 12 de marzo un profesor impugnara la votación de un proyecto de contenidos por un supuesto defecto de forma. El Consejo de Universidades obliga a esta facultad a aprobar las materias antes de junio, para que el próximo año los alumnos puedan cursar los dos primeros ciclos con un mismo plan de estudios, y no con los dos diferentes que existen en la actualidad. Juan Cabrera, profesor del departamento de Pintura, impugnó la votación porque considera "que en ella participaron personas que no forman parte de la Junta de Facultad". Sin embargo, con la denuncia Cabrera quiso poner de manifiesto su disconformidad con un plan de estudios que, a su juicio, perjudica la calidad de la enseñanza. El decano en funciones de la facultad, Miguel Delgado, considera anecdótica la impugnación. Asegura que no votó nadie ajeno a la junta y que el aprobado es un buen plan. "Pese a los plazos dados por el Consejo de Universidades, no se ha diseñado con prisas. Mi intención es sacar un plan de estudios razonable, porque es imposible satisfacer los intereses de toda la facultad". La mayoría de los directores de departamento considera bastante restrictivo el nuevo plan. Por directrices de la Ley de Reforma Universitaria, reduce la titulación de cinco a cuatro cursos, la oferta de créditos, de 1.200 a 400 y elimina las seis especialidades existentes anteriormente. "Las materias de todos los departamentos quedan mutiladas, pero es el menos malo de todos los planes posibles", considera Pedro Osakar, director de Pintura. Los profesores del departamento de Historia del Arte piensan que su disciplina ha sido la más perjudicada. Domingo Sánchez mostró su disconformidad con el cambio que además se ha producido en los contenidos del primer ciclo: "Sólo han dejado una asignatura de Historia como troncal y el resto como optativas". Juan Cabrera también argumenta que "un alumno puede conseguir su licenciatura habiendo cursado sólo ocho créditos de esta disciplina teórica". Como aspectos positivos, el nuevo plan propone la creación de la titulación propia de Restauración, que los licenciados en Bellas Artes podrán superar en sólo un año y en dos los de otras carreras. Se trataría de los primeros estudios universitarios de esta especialidad que se imparten en España. También se prevé una diplomatura de Diseño Industrial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de marzo de 1999