Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA MUERTE DE UN ACTIVISTA

Los firmantes de Lizarra aconsejan tener la "cabeza fría" hasta que se aclare el caso

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Iñaki Anasagasti, manifestó ayer su deseo de que se esclarezcan las circunstancias en las que murió el presunto miembro de ETA José Luis Geresta al tiempo que pidió que se mantenga "la cabeza fría", ante la invitación de Herri Batasuna (HB) a que los partidos de Lizarra den una respuesta a este hecho. Cuando se disponga de todos los datos y la información sobre la muerte de Geresta habrá que actuar en consecuencia, "de manera democrática".En esa misma línea, el vicesecretario general de Eusko Alkartasuna, Rafael Larreina, pidió que se esclarezcan las causas del fallecimiento "hasta sus últimas consecuencias para ver realmente qué es lo que hay detrás de este hecho". Si se confirman las hipótesis de HB, que asegura que se trata de un asesinato de Estado, "podríamos estar ante una provocación, un episodio de guerra sucia en su aspecto más deleznable", dijo.

Recomendó actuar con "inteligencia, no caer en la provocación en ningún caso y actuar siempre por las vías civilizadas, con toda la contundencia que haya que tener, pero siempre civilizadamente".

El coordinador general de IU-EB en Guipúzcoa, Antton Karrera, pidió a HB y a su marca electoral Euskal Herritarrok que no utilicen esta muerte como un "argumento político" para "fomentar o justificar aún más la kale borroka [lucha callejera], que tanto daño hace al proceso de paz". Asimismo solicitó que se aclare "con la máxima urgencia" este fallecimiento (que califica de pésima noticia en cuanto pérdida de una vida humana) para "evitar cualquier posible suspicacia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de marzo de 1999