Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

TERTULIANOS CON REVISTA

El ingenio de Luis Carandell brilló en Salamanca al presentar Los papeles del Novelty. Revista de creación y mantenimiento, que ha surgido como floración de la tertulia que mantienen en el café más antiguo de la ciudad, el Novelty, una treintena de personas de variopintas profesiones, ideologías y edades. Carandell apuntó que no tiene conocimiento de que ninguna tertulia de algún lugar produzca una revista y, desde luego, tan sólida como la que acaba de nacer, con 200 páginas. El periodista y escritor, que se encuadró entre los contertulios impenitentes, indicó que el mérito de una tertulia "es su completa inutilidad", porque charlar sobre lo que surja está unido a la esencia de las relaciones entre los españoles, y destacó el mérito de "hablar y hablar durante horas sin decir ni decidir nada". Por esa misma vereda apuntó uno de los contertulios del Novelty, el abogado y ex-diputado centrista, encargado de coordinar la edición, Alberto Estella, que además puso de relieve que lo peculiar del nutrido grupo de contertulios es que, aunque se trata de profesionales bien asentados, aportan un inconfundible aire ácrata que refresca las situaciones, aspecto que es también el que más seduce al catedrático de Bioquímica Enrique Battaner, que "pierde" las tardes en el Novelty, al igual que el profesor de Historia Contemporánea Tomás Pérez Delgado, que trasladó el mérito de haber mantenido la tertulia durante casi treinta años al archivero José Antonio Bonilla. Aunque, en este caso, con el impulso del empresario y poeta Paco Novelty, reforzado por Caja Duero, se ha puesto en la calle -habrá un par de números al año, más otro monográfico- una revista que, por la dispersión de contenidos y los diferentes enfoques y géneros que alberga en sus páginas, refleja claramente el sentido bullente de la tertulia que se acoge a los veladores del café salmantino con más solera.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de marzo de 1999