Tribuna:Tribuna
i

Nada de nada

BBV y Argentaria han dado por concluida la fase de calentamiento de sus cotizaciones ofreciendo al mercado un comunicado en el que desmienten cualquier intención de compra o fusión entre ambos, aunque detrás quedan los deseos manifiestos de buscar alianzas convenientes, aunque sin prisas. Los especuladores se han quedado sin un par de peones importantes para su juego y la Bolsa sin la justificación de sus últimos avances, lo que cuestiona la reciente trayectoria del mercado.Ayer, sin embargo, eran numerosos los inversores que se preguntaban el por qué del retraso en desmentir unas conversaciones que han supuesto en los 15 últimos días una subida del 6,96% en la cotización del BBV y del 7,61% en la de Argentaria. Al cierre de esta última sesión, y para el conjunto del año, el BBV ganaba el 5,68% y Argentaria el 3,98%, mientras que el índice general de Madrid sólo sube el 3,40%.

La trayectoria de los mercados en los últimos días empieza a preocupar a la mayoría de los inversores, sobre todo después de constatar que grandes entidades desinvierten sin previo aviso. En el mercado empieza a calar hondo la sensación de que se está produciendo una distribución de papel antes de que lleguen los resultados empresariales del primer trimestre y por el temor a la evolución de la inflación en Alemania y Francia.

Los 779,48 millones de euros, 129.695 millones de pesetas, que negoció ayer el mercado continuo no son una garantía suficiente ante tanta incertidumbre.

[Wall Street volvió a registrar pérdidas. Ayer fueron de 51 puntos (0,51%). El índice Dow Jones quedó al cierre en 9.879,40].

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 17 de marzo de 1999.