Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Gerencia de Urbanismo de Sevilla rechaza ahora el plan para Puerto Triana

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla sacó ayer del orden del día la aprobación del proyecto, Puerto Triana, elaborado por la empresa Ayesa y las cajas de ahorro El Monte y Caja San Fernando, alegando que era "inviable urbanísticamente". Fuentes del sector urbanístico, sin embargo, creen que es un lavado de cara por la agresiva política de recalificaciones que ha realizado el PP y el PA, ante la cercanía de las elecciones.

El delegado de Urbanismo, Mariano Pérez de Ayala, anunció ayer que el proyecto Puerto Triana, una inversión de más de 14.000 millones de pesetas para dar uso comercial y de ocio a la zona sur de la Cartuja, no era presentado en el orden del día ya que "revelaba graves dificultades urbanísticas" y poco tenía que ver con el plan original. Según el edil de Urbanismo,la propuesta inicial recogía 6.600 metros cuadrados de edificación comercial sobre rasante en planta baja, así como aparcamientos subterráneos y otra zona comercial. El último planteamiento, entregado el 10 de enero, trazaba la edificabilidad de 97.822 metros cuadrados sobre rasante, por lo que los 104.000 metros cuadrados de espacios libres iniciales pasaban a 63.851. Pero fuentes del sector urbanístico aseguran que los responsables de este proyecto, que ganó un concurso internacional en julio del año pasado organizado por AGESA [sociedad estatal propietaria del suelo], siguieron las recomendaciones de Cartuja 93 para construir 77.000 metros cuadrados subterráneos de zona comercial y de ocio. En septiembre, en una reunión entre miembros de la Gerencia y representantes de Puerto Triana, se les sugirió a los empresarios que, por motivos de seguridad, debían construir el centro comercial sobre rasante, por lo que con la creación de una edificación con volumetría elevada habría que modificar el plan. Se cerró un pacto hablado entre Urbanismo y responsables de Puerto Triana para ir desarrollando el proyecto, con el visto bueno de AGESA. En enero de este año desde la Gerencia se volvieron a poner pegas y así, sucesivamente hasta la negativa de ayer. Un empresario que prefiere mantener el anonimato afirmó "no entender las puritanas razones que a Pérez de Ayala le han entrado ahora por las zonas libres, tras la recalificaciones que han hecho el PP y el PA. Lo que hay es mucho miedo por las elecciones". Otras fuentes comentaron que parecía "sospechoso" la paralización del proyecto mientras se permite otras actuaciones urbanísticas "delicadas". "No amenazamos con irnos. Ha sido un malentendido. Es más, estamos dispuestos a dialogar lo que haga falta". De esta manera el presidente de Ayesa, José Luis Manzanares, quería evitar un enfrentamiento con Urbanismo. Un periódico local informaba ayer que Manzanares daba el aviso de que se abandonaría la inversión si el proyecto no era aprobado. Por otro lado, el parque temático de Sevilla, Isla Mágica, abre sus puertas mañana. Su vicepresidente, Alfonso Seoane, anunció ayer que se invertirán 760 millones de pesetas en la renovación de contenidos, aumentando a 51 los espectáculos diarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de marzo de 1999

Más información

  • Isla Mágica inicia mañana la nueva temporada