El Reino Unido logra desarticular un grupo neonazi que se había infiltrado en las filas de su Ejército

Un número no determinado de neonazis, que incluye soldados de unidades de élite, permanecía ayer bajo arresto acusado de intento de infiltración en el Ejército y otras instituciones británicas en el epílogo de una investigación de un año sobre el racismo en las Fuerzas Armadas. Agentes del servicio secreto MI-5 están investigando si existen vínculos entre los neonazis y bandas paramilitares protestantes activas en el Ulster.Según el semanario The Sunday Telegraph, la policía militar allanó 15 domicilios de supuestos miembros del grupo autodenominado Combate1-8 en siete ciudades inglesas y en el sur de Gales. Se trata de una organización fascista clandestina cuyo nombre, Combate 1-8, hace referencia a las iniciales de Adolfo Hitler (la primera y octava letras del abecedario). La versión señala que entre los detenidos figuran paracaidistas y miembros del King"s Regiment (Regimiento Real), y añade que, gracias a la redada del viernes, se han obtenido casi una decena de nombres de miembros del Ejército regular y la reserva.

La supuesta infiltración de neonazis en las Fuerzas Armadas está destinada a avivar el debate sobre el racismo en el Reino Unido, donde un informe oficial reconoció hace una semana la existencia de prejuicios "institucionalizados" en la policía metropolitana de Londres.

El Gobierno laborista de Tony Blair se ha comprometido a combatir tenazmente toda expresión de racismo en el Reino Unido.Según The Sunday Telegraph, altos miembros de Combate1-8 fueron fotografiados con líderes de las bandas extremistas protestantes Asociación de Defensa del Ulster (UDA) y las Fuerzas de Voluntarios del Ulster, y recuerda que Combate1-8 era desde hace tiempo sospechosa de facilitar armas y detonadores a los extremistas protestantes del Ulster. La misma versión dice que el Ejército británico conocía las actividades del grupo desde julio y que un informe publicado por la revista antifascista Searchlight contenía una lista de 12 soldados británicos vinculados al grupo neonazi, aunque los arrestos se produjeron el pasado viernes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS