Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Bilbao condena a dos guardias civiles por torturas

La Audiencia de Bilbao ha condenado a un teniente y a un capitán de la Guardia Civil a un total de 18 meses y tres días de prisión menor y a la inhabilitación especial durante ese periodo de tiempo por tres delitos de torturas a un liberado (a sueldo de la organización terrorista) y dos colaboradores del comando Vizcaya de ETA. El tribunal, que condena a ambos a pagar dos millones de pesetas de indemnización, ha absuelto a otros seis agentes.La sala argumenta que los condenados, Arturo Prieto Bozec y Daniel Simón Santamaría, "con independencia de que tomaran o no parte activa en los mismos, que los ordenaran, o que simplemente los consintieran, tuvieron cabal conocimiento de los malos tratos que se estaban produciendo, sin que pese a su condición de superiores jerárquicos (...) hicieran absolutamente nada para impedirlos".

La resolución considera probado que las lesiones que presentaban los tres etarras detenidos el 29 de enero de 1992 (Juan Ramón Rojo, Francisco Palacios y Xabier Arriaga) al ingresar en prisión, cinco días después, "eran consecuencia de los malos tratos que les fueron infligidos", fundamentalmente en dependencias del instituto armado en Madrid.

La sala apunta que son "los propios denunciantes, quienes con su actuación y declaraciones, han introducido elementos de incredibilidad subjetiva, cuando menos parcial", que impiden certificar en dónde y quiénes les torturaron. En concreto, el tribunal menciona el hecho de que este sumario no se iniciara por la denuncia de los etarras, sino porque Instituciones Penitenciarias remitió los partes de lesiones al juzgado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de marzo de 1999