Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El morse se extingue como señal marítima

Los mercantes se comunicarán por satélite

El famoso sistema de puntos y rayas ideado hace siglo y medio por Samuel Morse para hacer posible la telegrafía eléctrica tiene sus días contados. Relegado para la mayor parte de las telecomunicaciones públicas desde hace décadas, acaba de ser oficialmente sustituido para las comunicaciones de socorro marítimas por sistemas digitales a través de satélite. Y el último reducto que le queda, las comunicaciones de los seis millones de radioaficionados del mundo, podría perderlo el próximo año.El mensaje que el Titanic enviaba una y otra vez durante las horas de su implacable hundimiento, ... - ... (SOS), escuchado pero desatendido por algunos navíos cercanos, volvería a ser ignorado ahora. Desde este mes, todos los barcos de pasaje, los mercantes de más de 300 toneladas y los pesqueros de nueva construcción de más de 24 metros de eslora están obligados a llevar a bordo un sistema de recepción y emisión de señales por satélite como canal oficial de comunicaciones marinas, de acuerdo con las normas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima. Sin embargo, la eliminación del morse no será oficial seguramente hasta el próximo 1 de abril, según Luis Valmayor, jefe del Servicio Marítimo de Telefónica, gestora de la Seguridad Marítima.

Para facilitar la implantación de los sistemas por satélite, en España se inició un periodo de transición en 1992. No obstante, la Asociación Internacional de Oficiales de Radio y Radioelectrónicos denuncia que todavía se producen muchos fallos y considera imprudente eliminar los equipos morse mientras no se disponga de suficiente seguridad e infraestructura en tierra.

A partir de ahora, los barcos emitirán una señal codificada de acuerdo con los códigos binarios digitales, universalizados en todo tipo de operaciones. De momento, aquellos que deseen una licencia de radioaficionado deben pasar un examen en el que se les exige habilidad en el uso del morse. Pero ese requisito es cuestión de meses. Todo apunta a que en la Conferencia Mundial de Radiocomunicación (WRC) que se celebrará en Estambul en el 2000 se aprobará su supresión.

Inicios en España

Samuel Morse, un estadounidense aficionado a la física de la electricidad, intentaba crear un medio para conseguir transmitir mensajes a través de una línea eléctrica y definió su código durante un viaje de regreso de Europa a su país a bordo del Sully en 1832. Con la ayuda de su socio Alfred Vail (auténtico creador del código, según algunos), realizó varios experimentos hasta conseguir, en 1835, enviar un mensaje a un kilómetro de distancia. Nueve años después se inauguraba la primera línea telegráfica con su sistema, entre Washington y Baltimore. En 1851 se adoptó oficialmente como código internacional de comunicaciones.

En España, según Gaspar Martínez, experto de historia de las telecomunicaciones del Museo Postal de Madrid, la primera línea telegráfica unió en 1855 Madrid e Irún, pero utilizaba el sistema Weston de dos agujas. La segunda, tendida entre la capital y Barcelona en 1857, utilizaba ya el morse.

El último resquicio que perdurará del código es la utilización de las letras SOS como mensaje universal de socorro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 1999