Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Casco Viejo vitoriano se levantará hasta septiembre para cambiar el pavimento

Durante los próximos seis meses, el Casco Viejo de Vitoria permanecerá en obras debido a la reforma del pavimento. La mejora sólo afectará de momento a la ladera este -entre las calles Cuchillería y Nueva Fuera-. Una extensión de 9.000 metros cuadrados será asfaltada. El Ayuntamiento adjudicó ayer la obra por 170 millones de pesetas. Se trata de una actuación ya prevista en el plan especial de rehabilitación de la zona, redactado hace más de 15 años. Entonces, se instaló un adoquinado provisional ante las numerosas obras acometidas en el casco medieval desde entonces. En la reforma se utilizará "una pavimentación definitiva, de piedra cuarcita", según anticipó ayer el alcalde, José Ángel Cuerda. Una vez que terminen las obras, comenzarán las de la ladera oeste. Durante la reforma, se instalará también una nueva red subterránea y, en la entrada de las calles, pivotes automáticos que garanticen el uso "prioritariamente peatonal" del Casco Viejo. No obstante, Cuerda aclaró que esta medida "más drástica" no se tomará mientras continúe la construcción de las 800 plazas de garaje en el solar de la antigua estación de autobuses. A raíz de la reforma, las calles de la zona también quedarán preparadas para instalar en Vitoria un sistema experimental neumático para la recogida de basuras, que se depositarán en conductos subterráneos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1999