Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tocino presenta en Sevilla la Fundación Centro de Estudios y Conservación de la Biodiversidad

La ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, presentó ayer en los Reales Alcázares de Sevilla la Fundación Centro de Estudios y Conservación de la Biodiversidad que tendrá su sede en el sevillano Patio de Banderas, y cuyo objetivo es definir las estrategias en materia de biodiversidad y política forestal. El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Luis Blanco, se mostró "incómodo" ya que la Junta no está en la Fundación. Por otro lado, la ministra anunció la reunión del Patronato de Doñana para que se pronuncie sobre la apertura de la mina de Aznalcóllar.

La ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, justificó la creación de este centro mediante una fundación ya que "su financiación no recaerá directamente en los Presupuestos Generales porque podrán participar instituciones privadas". El Centro de Estudios y Conservación de la Biodiversidad, con sede en Sevilla, contará con un presupuesto anual de 600 millones de pesetas, y gestionará los proyectos de investigación, desarrollo y uso sostenible de la Biodiversidad. Tocino explicó que desde este centro se llevarán a cabo programas como el de BioComercio, organizado por Naciones Unidas que trata de fomentar la industria de los recursos biológicos, el plan Aracauria de cooperación con Hispanoamérica o el Programa Hombre y Biosfera (MAB) de la Unesco. Además, se hará un seguimiento del Plan de Reforestación que se concretará en la futura ley forestal. La ministra destacó el papel formativo de la Fundación, que preparará a funcionarios en la vigilancia de especies en peligro o en la especialización del Seprona, el grupo de la Guardia Civil dedicado a la vigilancia medioambiental. También apuntó que el Centro suscribirá convenios con universidades y con la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía. Sin embargo desde la Junta no se ha digerido tan bien que este centro sea una Fundación, cuyos cuatro miembros que forman su Patronato sean organismos estatales. El consejero de Medio Ambiente, José Luis Blanco, declaró que a la Junta le gustaría pertenecer a dicho Patronato, "pero no sabemos cómo, ya que sus estatutos recogen que se puede ampliar hasta siete miembros, pero sólo con personas expertas y no con otras administraciones". Blanco se sintió preocupado porque en un organismo de "carácter nacional no esté la Estación Biológica de Doñana, el organismo que más ha investigado en materia de Biodiversidad en España, ni tampoco el Consejo Superior de Investigaciones Científicas". De todas maneras, el consejero anunció que se están negociando acuerdos de cooperación. Por otro lado, la ministra anunció que el proyecto del embalse de los Melonares sólo depende "del visto bueno" de Bruselas, que previsiblemente será dado en 15 días, ya que conocen la " necesidad social y económica de Sevilla por falta de abastecimiento de agua". Reunión extraordinaria Respecto a la reapertura de la mina de Aznalcóllar , explotada por la empresa Boliden, que produjo el vertido tóxico al río Guadiamar, Tocino anunció que ha convocado una reunión extraordinaria para el próximo jueves del Patronato del Parque Nacional de Doñana, para que esta institución emita un segundo dictamen, que no es vinculante, pero ha sido solicitado por la Junta, sobre las posibilidades de reapertura "y Boliden no tenga ninguna excusa para no abrir la mina". En el primer informe, el Patronato de Doñana aconsejaba no abrir la mina. Blanco afirmó que en cuanto dispongan de los informes del Patronato de Doñana, de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y de la Consejería de Trabajo e Industria, necesitaran un mes para realizar el suyo sobre impacto ambiental. Trabajo e Industria será quien tome la decisión definitiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 1999

Más información

  • La ministra de Medio Ambiente convoca al Patronato de Doñana para decidir sobre Boliden