Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Visto para sentencia el juicio a Ruiz-Mateos por amenazas

El fiscal solicitó ayer penas que totalizan un año y ocho meses de prisión para el expropietario de Rumasa, José María Ruiz-Mateos, al que acusó de delitos de amenazas al presidente del Banco Bilbao Vizcaya, Emilio Ybarra; al del Banco Zaragozano, Alberto Cortina; al presidente del grupo Prisa, Jesús de Polanco y de un delito de revelación de secretos del alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano. También solicitó un año y cuatro meses para el hijo del empresario José María Ruiz-Mateos Rivero, y cuatro meses para el abogado Joaquín Yvancos.Previamente, el fiscal retiró la acusación por amenazas al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, al declarar el subdirector de la entidad, José Manuel Maceda, que Botín no se sintió presionado por Ruiz-Mateos.

La abogada Pilar de Julián, a la que Ruiz-Mateos intentó hacer pasar por hija natural del presidente del BBV, dejó en evidencia al expropietario de Rumasa al asegurar que acudió a una entrevista con éste porque le dijo que disponía de información sobre su progenitor. Durante el encuentro, grabado en vídeo subrepticiamente, Ruiz-Mateos le indicó que su padre era Emilio Ybarra. La testigo aseguró ante el juez que la cinta está manipulada ya que "se veía que no encaja lo que habíamos hablado". Cuando supo que la cinta estaba siendo usada para presionar a Ybarra y que el BBV comprase inmuebles a Ruiz-Mateos, acudió a un notario y negó ser hija de Ybarra.

Antonio González-Cuéllar, acusador en nombre de Jesús de Polanco, solicitó un año y tres meses de prisión para el hijo de Ruiz-Mateos y para el abogado Joaquín Yvancos por amenazar al presidente de Prisa con hacer público un dossier si no se plegaba a sus exigencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 1999