Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El homenaje a Cruyff, en peligro al negarse Núñez a reunirse con él

El homenaje a Johan Cruyff,previsto para el 10 de marzo en el Camp Nou, está en serio peligro. Un comunicado emitido ayer por la comisión de honor del homenaje y firmado por Ernest Lluch y José Mari Bakero, alerta de la situación después de advertir que las negociaciones con el Barça están bloqueadas. "Es indispensable que se llegue a un acuerdo definitivo antes del próximo lunes", apuntó Lluch. "Si no, no habrá tiempo material para el homenaje".Lluch explicó que mientras Johan Cruyff había aceptado los criterios del club en los dos puntos más conflictivos (la administración y organización del homenaje y los aspectos deportivos), Josep Lluís Núñez se negó a reunirse cara a cara, y sin intermediarios, con el antiguo técnico azulgrana, para resolver los problemas pendientes.

El encuentro Núñez-Cruyff había sido propuesto por Nicolau Casaus, vicepresidente azulgrana y miembro del comité de honor. La propuesta se presentaba como una fórmula única para zanjar el litigio, pero el presidente se negó a entrevistarse con el técnico holandés. Ante la falta de acuerdo, el comité reanudó ayer las reuniones y, al final, emitió una nota pública en la que reitera que siguen existiendo problemas para la celebración del partido de homenaje a Cruyff y pide al Barça que desbloquee la situación.

"Teniendo en cuenta los pocos días que faltan para el acontecimiento, si el acuerdo no se produce de forma inmediata, nos preocupa que no pudiera realizarse por falta de tiempo, con el descrédito que eso comportaría para el FC Barcelona en el año del centenario", se especifica.

Apretura de fechas

Lluch, que ayer departió con los medios de comunicación, insistió en la necesidad de que Núñez se reuna con Cruyff o, al menos, dicte consignas para poder avanzar en las conversaciones. "El lunes estaremos a dos semanas del homenaje y eso es muy poco tiempo", manifestó. "No es que queramos dar prisa a Núñez, pero el calendario marca las pautas. Si de aquí al lunes no se resuelven las cosas, la situación puede repercutir negativamente para el club. Cruyff representa una etapa muy brillante del Barça y sería perjudicial para todos que su homenaje fuera un fracaso en el año del centenario".

Lluch midió sus declaraciones para tratar de no herir susceptibilidades, pero, al mismo tiempo, fue contundente al afirmar: "Cruyff ha dado un paso adelante al comunicar por escrito al club que aceptaba sus condiciones. Creo que sería un buen momento para que Núñez cediera también un poco". Después recurrió a una parodia para describir con más detalle la situación que se está produciendo: "Yo que soy un buen aficionado a la ópera le recordaría a Núñez la Clemencia de Tito, que fue capaz de estirar la mano estando en el poder".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 1999