FRAUDE EN LAS PRIMARIAS EN JAÉN

El PSOE zanja el "pucherazo" de Jaén con la expulsión del militante que se autoinculpó

La comisión de garantías del PSOE ha constatado que hubo fraude electoral en las elecciones primarias en la Agrupación Sur de Jaén a favor de Joaquín Almunia. Pero resalta que "el único y exclusivo hecho cierto de la denuncia que hizo el afiliado Manuel Aguilar es que [el propio Aguilar] introdujo fraudulentamente y con amenazas un número indeterminado de votos en la urna". Así las cosas, este órgano de garantías de los afiliados del PSOE ha decidido expulsar a Aguilar del partido y abrir expediente sancionador a la presidenta de la mesa electoral, Virtudes Parra, por consentir el fraude.

Más información

La versión del autoinculpado no ha podido escucharse porque no compareció ayer en la comisión de garantías, ante la que estaba citado a las diez de la mañana mediante telegrama cursado el día 16, nada más que el PSOE supo de la denuncia hecha por Aguilar a través de los medios de comunicación.Aguilar, que justificó su ausencia a la agencia Efe asegurando que en ningún momento recibió tal citación, se había declarado autor del fraude cometido en Jaén en perjuicio de la candidatura de José Borrell. Según su versión, actuó instigado por el secretario provincial, Gaspar Zarrías, a cambio de la promesa de un puesto de trabajo. Zarrías negó los hechos ante esta comisión, que no ha dudado en creerle.

El episodio de fraude electoral en las primarias socialistas del 24 de abril de 1998 lo ha zanjado la comisión de garantías del PSOE en 72 horas y, como adelantó ayer este periódico, la dirección del partido en Andalucía ha resultado exculpada de toda responsabilidad, ya que sólo se ha considerado demostrado que los hechos afectan al autoinculpado Manuel Aguilar.

La comisión no ha recibido pruebas de que el ex afiliado del PSOE actuara por orden de Gaspar Zarrías, consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía y máximo líder del partido en Jaén.

"Por el bien del partido"

Según el autor de la denuncia, Zarrías le había indicado la necesidad de que en la ciudad de Jaén debía ganar Almunia frente a Borrell, por el bien de la organización, y a cambio de sus servicios le prometió un puesto de trabajo.

En su versión, a los medios de comunicación y por carta a la comisión de garantías del PSOE, Aguilar hizo público estos hechos porque, según él, no le habían pagado con lo prometido.

No obstante, la parte de la denuncia relativa a las 65 papeletas que introdujo en la urna a favor de Almunia ha quedado parcialmente desestimada, toda vez que entre los nombres de las personas que Aguilar decía que había suplantado figuran algunas que han remitido cartas a la dirección federal asegurando que nadie pudo votar por ellos porque acudieron a ejercer su derecho.

En ocho folios, los nueve miembros de la comisión dictaminan su opinión sobre lo ocurrido. Mientras esperaban inútilmente a que Aguilar llegara, fueron redactando el informe, que el secretario de organización, Ciprià Ciscar, hizo público pasadas las dos de la tarde.

El texto se basa en los testimonios que habían recogido el día anterior de todos los implicados, a excepción del denunciante.

Testimonio

La carta en la que Aguilar hacía la denuncia, recibida anteayer en el PSOE, les sirvió de guía. Para corroborar la existencia de fraude ha sido determinante el testimonio de la presidenta de la mesa electoral, Virtudes Parra, que ha reconocido los hechos.

La resolución propone "solicitar de la Comisión Ejecutiva Federal que el expediente que le ha sido incoado al afiliado denunciante, Manuel Aguilar, se resuelva con los efectos previstos en el artículo 56 de los Estatutos Federales, procediéndose a su expulsión del partido, atendiendo a la especial gravedad de la conducta desarrollada por éste".

La comisión resalta que antes de que tuviese en su poder la denuncia, Aguilar la hizo pública "a través de un medio de comunicación [el diario El Mundo], y además no comparece ante esta comisión para sostener, explicar y, en su caso, aportar elementos probatorios que pudiesen justificar su denuncia, por lo que son hechos suficientemente significativos y relevantes que redundan en la falsedad de su relato".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 18 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50