Aegon adquiere Transamerica por 8.600 millones de euros

La compañía holandesa de seguros Aegon ha adquirido la firma estadounidense Transamerica Corporation por 8.600 millones de euros (1,4 billones de pesetas). La operación dará lugar a la tercera empresa de seguros del país norteamericano en términos de activos y primas. Aegon asumirá más de un millón de dólares (unos 850.000 euros) de deudas que tiene la firma estadounidense.Con esta operación, considerada la mayor en el sector, Aegon espera elevar sus beneficios a lo largo de 1999 entre un 18% y un 20% y calcula que dos tercios de los mismos procederán a partir de ahora de EEUU, mercado que ahora le reporta la mitad. La principal ventaja para Aegon será, según sus responsables, la red de distribución de Transamerica. En tres años, ambas estarán totalmente integradas, lo que según ha reconocido la dirección de Aegon costará a ambas empresas puestos de trabajo y ahorrará unos 130 millones de euros anuales.

Cuando se cierre la operación, todas las operaciones de seguros y las empresas de la estadounidense serán absorbidas por la filial que Aegon tiene en el país. Transamerica cubre en gran parte seguros de vida y pensiones, los mismos productos de Aegon USA, que también realiza actividades de financiación, y los vende en Estados Unidos, Canadá y Asia. De los casi 6.500 millones de dólares (unos 5.525 millones de euros) de volumen de negocios que el pasado año generó la firma estadounidense, más de un tercio provenía de estas actividades en el extranjero.

Para fijar el precio de venta, se han valorado las acciones de Transamerica a 78 dólares, lo que supone un 35,4% más del valor de cierre de los títulos el miércoles en la Bolsa de Nueva York, que se situó en 57 dólares.

La adquisición se pagará un 30% en efectivo y un 70% en acciones de Aegon, siempre que los títulos de la holandesa no suban o bajen más de un 20% sobre su actual valor, entre ayer y el día en el que se cierre la operación. Según el acuerdo firmado, si el precio variara entre un 20% y un 35%, ambas compañías compartirían de forma igual la fluctuación y si la diferencia fuera mayor podrían renegociar la operación al completo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 18 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50