Javier de la Rosa declara ante la juez que él se opuso a la suspensión de pagos de Ercros

Javier De la Rosa, en prisión preventiva por el caso Torras, declaró ayer como imputado ante una juez de Barcelona por un supuesto delito de alzamiento de bienes por valor de 1.754 millones de pesetas presuntamente cometido en 1992, cuando Ercros suspendió pagos y el actual ministro de Industria y portavoz del Gobierno, Josep Piqué, era consejero-delegado y presidente de la empresa. De Piqué aseguró que recordaba las "explicaciones magistrales" que ofrecía sobre cómo debía funcionar la empresa. El supuesto delito se cometió al incluir en la lista de acreedores de Ercros una deuda de Ertoil, división de petróleo que luego se convirtió en filial. El dinero había sido captado por Foruria Franco Investment con letras de cambio. De la Rosa es el primero de las 40 consejeros y directivos de Ercros y Ertoil que declararán como imputados, en cumplimiento de una providencia del Tribunal Supremo que excluyó a Piqué de la lista al ser aforado. De la Rosa declaró que no participó en la reunión en que se acordó la suspensión de pagos de Ercros, que pese a ello se opuso y que presentó sin éxito un plan alternativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50