Cartas al director
i

El derecho a utilizar el coche

El pasado viernes, volví a preguntarme si el derecho a usar el coche es de todos. Me explicaré.Salvo me sea indispensable, no desaparco el coche en viernes o sábados, pues ya sé lo que pasa después. Lo contaré.

Me olvidé decir que vivo en la zona de Conde Duque.

Este último viernes fue uno de esos casos de visita a un amigo que vive a más de veinte kilómetros de Marid. A la vuelta, alrededor de las 11.30 de la noche, fue totalmente imposible encontrar un solo lugar para aparcar, ni correcta ni incorrectamente, ni en la calle ni en el único garaje-parking que hay en toda la zona. Estuve más de cuarenta minutos dando vueltas, mirando lo bonitas que han quedado las calles, midiendo cada giro para no empotrarme en las bolardas que cuando vas caminando no caben dos personas y tienes que ir por el medio de la calle, pendiente de que no te atropelle ningún coche.

Al fin dejé el coche como pude, pero a 10 minutos andando de mi casa.

Sólo una sugerencia, ya que no se puede exigir nada aunque se pague ORA y demás impuestos.

¿No se puede limitar el número de coches que llegan para aparcar al centro cada fin de semana, y dejarnos algún hueco a quienes dormimos ahí?- J.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50