Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

El PP eleva a 7,9 puntos su ventaja electoral

El nuevo secretario general popular, Javier Arenas, mejor valorado que José María Aznar

El Partido Popular se sitúa en este momento 7,9 puntos por delante del PSOE en porcentaje de intención de voto de los ciudadanos, lo que duplica la distancia que sacaba al primer partido de la oposición hace tres meses, según el Barómetro de Invierno realizado por Demoscopia para EL PAÍS. Esa distancia puede resultar algo sesgada por el clima de opinión favorable al Gobierno -en las entrevistas declararon haber votado al PSOE e IU en 1996 menos personas de las que realmente lo hicieron- y por la coincidencia con el XIII Congreso nacional del PP. La mayoría de los ciudadanos consultados señalan que la bonanza económica ha calado en sus economías domésticas, y la opinión sobre la situación política es la más positiva de los últimos diez años. El nuevo secretario general del PP, Javier Arenas, aparece como el líder nacional mejor valorado (5,9), ligeramente por delante de José María Aznar (5,6).

El clima de optimismo ha conducido al Partido Popular a un despegue del PSOE en cuanto a intención de voto. El 27,3% de los españoles declara que votaría al PP en caso de haber hoy elecciones, mientras que el 19,4% afirma que apoyaría al PSOE. La distancia en intención directa de voto (7,9) es algo más del doble de la registrada en el Barómetro de Otoño, hace tres meses. La dimensión de este despegue está sometida a dos matizaciones: el recuerdo de voto declarado en la encuesta es sensiblemente inferior a los votos que realmente obtuvieron el PSOE y, sobre todo, Izquierda Unida en las elecciones legislativas de 1996. Junto a eso, la coincidencia de la realización del sondeo con la celebración del XIII Congreso del Partido Popular puede reflejar una cierta inflacion artificial de sus perspectivas electorales. No obstante, los tres últimos Barómetros muestran un creciente distanciamiento entre las expectativas de voto de los populares y las de los socialistas. La ventaja de 1,5 puntos del PSOE en el pasado mes mayo, tras las elecciones primarias, pasó a ser de 1,4 a favor del Partido Popular en julio, de 3,7 en octubre y de 7,9 en la actualidad.

Junto a esa evolución se ha ido generalizando la impresión de que las próximas elecciones las ganará el Partido Popular. Esa es una opinión compartida por el 69% de las personas consultadas. Hace tres meses tenían esa impresión el 59% de los entrevistados. Ahora, esa creencia se ha intensificado especialmente entre los votantes del PSOE -la mayoría absoluta pronostica una victoria del partido gubernamental- y entre los de Convergència i Unió (CiU).

Retroceso de IU

En lo que respecta a Izquierda Unida, la coalición que encabeza Julio Anguita, los datos del Barómetro reflejan una quiebra de la tendencia de recuperación de sus expectativas electorales, registrada en julio del año pasado. Tras haber pasado en 1998 del 4,6% al 5,2%, y de ahí al 6,2%, ahora obtiene tan solo un 3,6% de la intención directa de voto. Eso supone el valor más bajo de los obtenidos por Izquierda Unida en los dos últimos años, y, en términos de censo electoral, menos de la mitad de los votos que obtuvo en 1996 (8,2%). Convergència i Unió, la coalición nacionalista catalana liderada por Jordi Pujol, obtiene una intención de voto del 1,7, mientras que el pasado otoño recibía el apoyo del 2,2 %.

Si bien los populares obtienen un alto rendimiento electoral del clima de optimismo sobre la situación económica y política, la mayoría de la opinión pública no da por hecho que el PP haya dado un giro hacia el centro. Aunque a lo largo de los últimos meses el Partido Popular ha pregonado insistemente su carácter centrista, y lo ha difundido como principal mensaje de su reciente congreso, el Barómetro de Demoscopia muestra que la ciudadanía ve en posiciones más de centro al PSOE que al PP, al cual identifica con posiciones de derecha. En una escala de 0 a 10, en la que el cero representa la extrema izquierda y diez la extrema derecha, la mayoría de los encuestados ven al PSOE en la posición 4,1, y al PP en la posición 6,8. Izquierda Unida aparece en una ubicación de izquierda muy acentuada (2,6), y Convergència i Unió en el espacio más próximo al centro (5,4).

El Barómetro de Invierno refleja un cierto despegue de José María Aznar respecto del candidato socialista a la presidencia del Gobierno, José Borrell, en la valoración que hacen los ciudadanos de los líderes políticos nacionales. El presidente del Gobierno obtiene una puntuación de 5,6 y el líder electoral del PSOE se sitúa en el 5.0. Sobre ambos se alza el ex ministro de Trabajo y nuevo secretario general del Partido Popular, Javier Arenas (5.9), elegido como sustituto de Francisco Álvarez Cascos el pasado fin de semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de febrero de 1999