El PP responderá a las amenazas en Euskadi "con más candidaturas"

Javier Arenas advirtió ayer a los sectores nacionalistas más radicales del País Vasco de que el PP no se achantará ante la violencia y las amenazas a sus militantes para que no se presenten a las elecciones municipales. El secretario general de los populares afirmó que responderán a las presiones "con más candidaturas". Aunque admitió que el momento es peor que el de 1995, cuando sólo pudieron completar 122 listas, el 49% de los ayuntamientos, resaltó que la meta es llegar al 90% y consolidarse como la segunda fuerza en Euskadi.

El 13 de junio se celebrarán las elecciones europeas, la mayor parte de las autonómicas y las municipales. Ante esa perspectiva, Javier Arenas subrayó ayer en San Sebastián, donde inauguró la nueva sede del PP, que los comicios locales en Euskadi serán "lo primero" para la nueva dirección. "Un reto de trascendencia muy especial porque están intentando impedirnos jugar en el sistema democrático". Arenas añadió que las elecciones vascas constituirán un "compromiso no sólo personal, sino también formal, de todo el PP y en toda España". En su opinión, estará en liza bastante más que la victoria: "Algunos intentarán que sean una reválida del Pacto de Estella [Lizarra]. Y nosotros, que somos la alternativa y la garantía de la pluralidad, no aspiramos a la coexistencia, sino a la convivencia".

Arenas se reunió en la noche del martes, en Burgos, con varios de sus coordinadores nacionales y con el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, para conocer de primera mano la complicada situación del partido para ultimar sus listas. Ayer, ya en San Sebastián, evaluó ese análisis oficialmente.

Los objetivos generales ya están apuntados, aunque se tardará unos días en concretarlos por provincias. De salida, el PP vasco confía en que en estos comicios se confirme la tendencia al alza observada en los autonómicos de octubre y pueda consolidarse como la segunda fuerza, tras el PNV.

Arenas se mostró consciente de las dificultades para lograr ese objetivo, pero también optimista. Su "referencia" son las 122 listas presentadas en 1995 sobre un total de 250 ayuntamientos, es decir el 49%. Así, aseguró que ahora reunirán más "después de atravesar la etapa más dura y amarga", en alusión a los asesinatos, amenazas y ataques contra sus ediles. El PP sólo tiene cuatro alcaldes en el País Vasco en estos momentos, todos en Álava, y 166 concejales.

Fuentes de la dirección nacional revelaron que la meta es elevar la cota hasta el 90%. En Álava se pretende cubrir todo el territorio: en 1995 hubo 38 listas y ahora se harán 51. En Vizcaya, 56 y ahora se aspira a 70 de las 112. En Guipúzcoa habrá más problemas para el PP en unos 40 municipios. Hay algunos, como Orexa, en los que no obtiene ningún voto. Sin embargo, en San Sebastián no sólo persigue ganar sufragios, sino situar de alcaldesa a María San Gil , ex secretaria de Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA en 1995, y nueva componente del Comité Ejecutivo.

[El secretario de Estado de Interior, Ricardo Martí Fluxá, y el viceconsejero de Interior vasco, Miquel Legarda, se reunieron ayer en Madrid para poner en marcha el plan de coordinación policial para custodiar a los cargos públicos del PP en Euskadi, que prevé una comisión de seguimiento para supervisar la protección de los dirigentes populares].

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de febrero de 1999.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50