Sanidad dice ahora que La Fe cerrará "menos camas de las abiertas en Alzira"

El director general de Asistencia Especializada, Marciano Gómez, aseguró ayer que el hospital La Fe de Valencia no va a cerrar 900 camas, sino "menos de las que se han abierto en el hospital de Alzira", es decir, 250. Gómez negó que se vaya a construir un hospital comarcal de 300 camas para liberar a La Fe de algunas patologías, como anunció recientemente el consejero, Joaquín Farnós. Ante los miembros del Consejo de Salud, reunido con carácter de urgencia, Gómez dijo que el hospital de Alzira ha supuesto un 17% menos de actividad en La Fe, que seguirá siendo el hospital de referencia de la Comunidad Valenciana, y cuya futura ubicación (cuando se construya el nuevo edificio) no se decidirá hasta que no se realice un plan director que, según sus propias palabras, se sacará a concurso público. Ante las quejas de los miembros del consejo (sindicatos, usuarios y asociaciones de vecinos), que criticaron el "escaso talante democrático" de la consejería y el "oscurantismo" en torno a la remodelación del hospital, Gómez dijo que gracias al plan de modernización elaborado por la consultora Gemini y a la apertura del hospital de La Ribera, "se está a la altura de afrontar los retos de la sanidad del siglo XXI".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de febrero de 1999.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50