Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
XIII CONGRESO DEL PP

El presidente sólo prescinde de tres miembros del anterior Comité Ejecutivo

Siempre sumar. En el PP cabe todo el mundo. Ése es el mensaje con el que concluyó ayer el XIII Congreso Nacional del PP. José María Aznar salió así elegido, por cuarta vez, como presidente y con una lista para el Comité Ejecutivo Nacional similar a la anterior y en la que se aprecian más las altas que las bajas. De la Ejecutiva sólo se caen en realidad tres dirigentes: Juan Huguet, José María Trías de Bes y Rodolfo Martín Villa. Este último,ministro con la UCD, abandona de forma voluntaria porque cree incompatible ese puesto con su actual presidencia de Endesa.

El PP superó ayer su XIII Congreso Nacional sin apenas cadáveres en la despensa. El acontecimiento presentado por el propio José María Aznar este verano como la oportunidad para renovar drásticamente ideas y caras se ha ejecutado finalmente sin traumas. Un dirigente, miembro de la Ejecutiva saliente y también de la entrante, lo resumió así de gráficamente: "Estaría muy feo que en este viaje al centro hubiera algún apestado". Fue un comentario al hilo de la confirmación en el Comité Ejecutivo, como uno de los 30 integrantes de la candidatura de Aznar, de Alejo Vidal Quadras, el polémico senador catalán, ex presidente del partido en esa comunidad y responsable de la fundación ideológica del mismo. Seguirá Vidal Quadras, para malestar de Jordi Pujol y de los actuales dirigentes del PP catalán, y permanecerán también otros veteranos, tanto de AP como del PP y de la UCD. Han caído los menos, casi obligados por los límites de espacio de la candidatura. En realidad, de la anterior Ejecutiva apenas desaparecen del máximo órgano tres dirigentes. Y sólo uno de ellos se apea también del siguiente órgano colegiado, la Junta Directiva Nacional, compuesta por casi 500 personas, incluidos todos los parlamentarios nacionales.

Es el caso del actual portavoz del PP en el Parlamento balear, Juan Huguet, ex presidente del partido durante la etapa de Gabriel Cañellas. Baleares no se queda, sin embargo, sin representación en la Ejecutiva porque están como miembros natos el ministro Abel Matutes; el presidente autonómico, Jaume Matas, y el del PP regional, Juan Verger. Además, Aznar ha metido en su lista a la consejera de Presidencia, Rosa Estarás.

También deja la Ejecutiva José María Trías de Bes, el fichaje frustrado que Aznar pensó para liderar el PP catalán y que ahora preside la compañía Transmediterránea. Rodolfo Martín Villa deja también la Ejecutiva, en este caso a petición propia y contra los deseos de Aznar.

Tanto Trías como Martín Villa sí estarán en la Junta Directiva Nacional porque tienen acceso a ella en el cupo de 20 vocales que Aznar propuso a votación el sábado ante el pleno del congreso. Como Pedro Antonio Martín Marín, el nuevo secretario de Estado de Comunicación. Entre la candidatura de 30 vocales que Aznar propuso hace tres años y la de hoy se dan más variaciones. Pero se trata de ex vocales que ahora forman parte de la Ejecutiva como miembros natos por sus cargos: Ángel Acebes, José Miguel Bravo de Laguna, Enrique Fernández Miranda o Javier Rupérez.

Aznar estuvo a punto de olvidarse ayer de clausurar el evento. Terminó su discurso y se fue. Luego, tuvo que volver al atril para oficializar que el PP no seguirá constituido en asamblea permanente hasta el siguiente congreso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de febrero de 1999

Más información

  • Trías de Bes y Martín Villa estarán en la Junta Directiva Nacional