Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONCE vendió Onda Cero a Antena 3 tras acumular pérdidas de 10.000 millones

Arroyo dice que no podía invertir más y que el comprador da contrapartidas sociales

Telefónica, a través de Antena 3, se ha hecho con las 102 emisoras de radio propiedad de la ONCE cuando la cadena por la que transmiten, Onda Cero, lleva acumuladas unas pérdidas de casi 10.000 millones de pesetas. El acuerdo entre la organización de ciegos y Antena 3 incluye un precio "confidencial", que ambas partes se limitan a situar en el entorno de los 18.000 millones de pesetas, y un catálogo de contraprestaciones sociales que, según la ONCE, consisten en un canal en Vía Digital, empleo de trabajadores discapacitados y transmisión del sorteo del cupón.

Tras la firma del protocolo por el que Antena 3 adquiere las 102 emisoras, los directivos de la empresa de televisión tendrán que perfilar, junto a los responsables de la ONCE, los contratos por los que se llevarán a cabo las "contraprestaciones sociales" pactadas. La empresa televisiva se ha compometido a gestionar la emisión a través de Vía Digital -plataforma encabezada por Telefónica- de un canal temático realizado por la ONCE sobre discapacidades y cuestiones sociales.Asimismo, el compromiso incluye la transmisión del sorteo del cupón por Antena 3, una vez que concluya el contrato que Tele 5 tiene en vigor para realizar ese programa. Antena 3 también emitirá cada año dos o tres programas de contenido social; y la nueva Onda Cero conservará la programación -especial para sordos- que se difunde a través del llamado Canal Once.

Los nuevos dueños de Onda Cero se han comprometido a mantener en plantilla al centenar de trabajadores discapacitados vinculados a la cadena radiofónica, siempre según fuentes de esta última. No está sellado, pero los directivos de Telefónica han manifestado su voluntad de crear puestos de trabajo en el grupo para personas con alguna minusvalía.

El presidente del Consejo General de la ONCE, José María Arroyo, admitió ayer que esta organización podría haber cerrado el acuerdo económico con Telefónica hace tiempo. "Pero les pedimos una serie de contraprestaciones sociales, que han sido las que han retrasado bastante la firma del acuerdo de intenciones".

Arroyo reconoció que Onda Cero se sentía débil a la hora de afrontar las inversiones económicas necesarias para ser competitiva y mantenerse dentro del club de las grandes cadenas de radio. Un repaso a los datos económicos de Onda Cero muestra que su cifra de negocios se encontraba bastante estancada desde hace años, mientras había acumulado pérdidas de casi 10.000 millones de pesetas (véase gráfico).

El presidente de la ONCE justifica la venta de Onda Cero como la opción más positiva para su organización. "Tras las dificultades propias de una cadena nueva, decidimos que lo mejor era entablar conversaciones con agentes de la comunicación para desprendernos de ella o compartirla". Era la única fórmula para superar el estancamiento al que Onda Cero se veía abocada si cortaba el grifo de las inversiones.

La ONCE buscará dentro de la Corporación Empresarial inversiones que produzcan una rentabilidad económica y social a los cerca de 18.000 millones de pesetas que obtendrá de la venta de Onda Cero. Según sus dirigentes, el Gobierno ya decidió en abril de 1998 no gravar los premios de las loterías; y posteriormente, en el Senado, retiró también la cláusula incorporada a los Presupuestos del Estado según la cual podría introducirse en este año la posibilidad de gravar los premios de todo tipo de sorteos. Esa medida podría haber supuesto el recorte del 50% en la venta de cupones, según los cálculos de la ONCE. Pero sus dirigentes desvinculan la decisión de venta de Onda Cero de la inquietud que experimentaban por esos temas.

Discusiones políticas

La compra de Onda Cero por parte de Antena 3 provocó ayer reacciones dispares entre los principales partidos políticos. El secretario de Relaciones con los Medios del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo que con esta operación, "Telefónica da un paso más en la construcción de un grupo multimedia al servicio de los intereses del Gobierno y del presidente Aznar". Por parte del PP, la portavoz en materia de Telecomunciaciones, Ana Mato, opinó que se trata de una simple operación comercial entre empresas privadas y pidió al PSOE que no quiera seguir "dirigiendo los medios de comunicación como hacía en su etapa de Gobierno". En declaraciones a Europa Press, Mato aseguró que el Gobierno "vigilará que se cumplan las normas de la libre competencia y la normativa vigente".Comisiones Obreras, por su parte, calificó de "mal negocio" la venta de las acciones de Onda Cero a Antena 3 Televisión,una operación que el sindicato cifró en 17.000 millones de pesetas. Y añadió que dicha venta "ha ido en detrimento" de la labor encomendada por la sociedad española a la ONCE en cuanto a la protección y atención social a las personas ciegas.

Para la ONCE, el negocio de la radio fue el primer eslabón en la construcción de un grupo multimedia. A principios de la década de los noventa controlaba el periódico El Independiente y era dueña del 25% de Tele 5. Después se quedó sólo con la cadena de radio, que acaba de vender.

Los planes de Antena 3, que aspira a crear una cadena radiofónica de cobertura nacional, continúan encaminados a negociar la permanencia del empresario Blas Herrero y del periodista Luis del Olmo, los principales aliados de Onda Cero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de enero de 1999