Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vizcaya exime del impuesto de sucesiones la vivienda habitual de las parejas de hecho

La Diputación de Vizcaya ha decidido beneficiar a las parejas de hecho en el impuesto de sucesiones. La herencia de la vivienda habitual entre parejas, sean heterosexuales u homosexuales, y otros tipos de formas de convivencia quedará exenta en un 95% en los veinte primeros millones de pesetas del valor de la vivienda. Junto a este cambio, la Comisión de Hacienda de las Juntas Generales de Vizcaya decidió limitar las donaciones de un hijo a su padre y de éste a su vez a otro hijo. Para que estas últimas queden exentas de pagar impuestos, el bien deberá permanecer en manos del padre no menos de cinco años. Por último, se establece que en las sucesiones entre padres e hijos, al año no se pierda la exención de tributar, sino que se establezca una multa que no puede superar el millón y medio de pesetas en caso de no presentar la declaración por este tributo. La Comisión de Hacienda aprobó también ayer el dictamen de la Cuenta General de Vizcaya de 1996, fiscalizada con ciertos reparos por el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas. En la reunión, el diputado de Hacienda, Fernando Olmos, hizo un llamamiento en favor del Concierto Económico y en contra de los constantes ataques que se producen, a su entender, desde Madrid. Por otro lado, la Diputación de Guipúzcoa aprobó el martes un decreto que regula las retenciones de capital mobiliario e inmobiliario, así como las aplicables a las ganancias patrimoniales, para el nuevo IRPF y el impuesto de sociedades. Según el portavoz, Luis Bandrés, el decreto no regula, sin embargo, las retenciones sobre los rendimientos del trabajo, lo que se hará posteriormente en otra norma, previsiblemente en marzo. Entre las novedades del decreto destaca el aumento del 15% al 17% de la retención para arrendamientos de inmuebles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de enero de 1999