CIENCIA

CREADO EL ALTO CONSEJO Zaplana reclama que los empresarios destinen más recursos a la investigación

El presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, pidió ayer a los empresarios valencianos que incluyan "la investigación entre sus planteamientos estratégicos". A pesar de los avances, "aún es escaso el peso de la investigación facilitada mediante financiación privada en relación con la apoyada mediante recursos públicos", añadió el titular del Consell en el acto de constitución del Alto Consejo Consultivo en Investigación y Desarrollo.

El nuevo organismo está integrado por los científicos e investigadores galardonados con los Premios Rei Jaume I que concede anualmente la Generalitat Valenciana. José Barea, Enrique Fuentes Quintana, Ramón Tamames, Facundo Valverde, Miguel Ángel Alario, Julio Alcaide, Carlos Belmonte, Enrique Cerdá Olmedo, Álvaro Cuervo, Antonio Espasa, Francisco García Novo, José López Barneo, Margarita Salas, Ciril Rozman, Mateo Valero y Gabriela Morreale, entre otros, recibieron las credenciales como miembros del alto consejo consultivo de manos de Zaplana. El objetivo del organismo, que se reunirá con carácter ordinario una vez al año, es transmitir al presidente de la Generalitat propuestas y recomendaciones que puedan servir para la planificación estratégica de la agenda autonómica en materia de investigación, desarrollo e innovación tecnológica y las líneas prioritarias de actuación. Ningún representante de las universidades valencianas forma parte del citado organismo cuyo pleno, máximo órgano decisorio, está presidido por el propio titular del Consell. El vicepresidente ejecutivo recae en el secretario de la Fundación Valencianos, cargo que será representado por el también presidente del Consell Valencià de Cultura, Santiago Grisolía. Los vicepresidentes de honor del pleno del consejo son los consejeros de Educación y Cultura y de Industria, Francisco Camps y Diego Such, respectivamente. Los vicepresidentes científicos serán cuatro personas que se eligirán entre los vocales distinguidos con el Premio Jaume I en sus cuatro modalidades: Investigación, Economía, Medicina Clínica y Protección de Medio Ambiente. En su intervención, el presidente del Consell señaló que la "escasa tradición inversora en investigación y desarrollo (I+D), la desigual interrelación entre las universidades y la sociedad y las dificultades para la coordinación de las distintas iniciativas existentes, se añaden -en el caso valenciano- a la existencia de un tejido empresarial que, por su dimensión y orientación productiva, no siempre ha experimentado, con la exigencia y atención necesarias, la necesidad de incluir la investigación entre sus planteamientos estratégicos". En este sentido, Zaplana sostuvo que la respuesta del Gobierno valenciano durante estos años ha consistido en apoyar el establecimiento de iniciativas empresariales, como los institutos tecnológicos o los Centros Europeos de Empresa e Innovación con el fin de "reducir las barreras que alejan a las empresas de la investigación y el desarrollo tecnológico". "Aún es escaso el peso de la investigación facilitada mediante financiación privada, en relación a la facilitada a la apoyada mediante recursos públicos, debido al tamaño medio de la empresa ubicada en la Comunidad Valenciana y al menor desarrollo de los sectores de bienes y servicios de capital e intermediarios", añadió. La creación del Alto Consejo Consultivo se inscribe en la Ley Valenciana de la Ciencia que posibilita la puesta en marcha del Organismo Público de Investigación de la Comunidad Valenciana. Santiago Grisolía, por su parte, hizo hincapié en la relevancia de los Premis Jaume I en el panorama nacional e internacional por la participación de "jurados de gran categoría". Después del acto constitutivo del consejo consultivo, los economistas Barea, Tamames, Fuentes Quintana y Velarde Fuertes realizaron declaraciones de apoyo a la política del Gobierno destacando el buen momento en la economía española y en la creación de empleo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS