Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plazo para abandonar las chabolas junto a los ríos toca a su fin

Esta semana concluirá el plazo dado por la Confederación Hidrográfica del Tajo para el desalojo de los asentamientos ilegales situados en las cuencas de los ríos madrileños. La Confederación remitirá entonces al juez los expedientes para que dicte las órdenes de desalojo de las huertas y edificaciones.Un portavoz de la Confederación Hidrográfica del Tajo anunció que los habitantes de las viviendas recibieron las notificaciones de desalojo hace dos meses, pero que han sido muy pocos los que han abandonado los asentamientos. Las únicas viviendas que han sido desalojadas voluntariamente son las de San Fernando de Henares, ya que el Ayuntamiento les ha ofrecido viviendas de protección oficial. También han dejado las huertas junto a los ríos.

Los asentamientos ilegales están situados en Madrid, San Sebastián de los Reyes, Alcobendas, Alcalá de Henares y San Fernando de Henares, al margen de los ríos Jarama, Henares y Manzanares y del arroyo de la Vega. Con respecto a los asentamientos de San Sebastián de los Reyes y Alcobendas, se trata de huertas con algunas casetas de madera. En Alcobendas hay 12 huertas valladas, y en San Sebastián, otras 16. En Alcalá de Henares, cerca de los márgenes de este río, hay una vivienda ilegal y 45 huertos. Al paso del mismo río, pero a la altura de San Fernando de Henares, hay otras 46 huertas ilegales. En la cuenca del Jarama están ubicadas 3 viviendas y 7 huertos, a la altura de San Fernando de Henares, y otra vivienda y 36 huertos, en el término municipal de Madrid. También en la capital hay otro asentamiento, pero en la cuenca del Manzanares, con una vivienda y 6 huertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de enero de 1999