Una maniobra aplaza la elección de nuevo alcalde en Peñíscola

El pleno para elegir al nuevo alcalde de Peñíscola no se celebrará en el plazo previsto tras la dimisión del popular Constantino Simó. Ayer, el concejal independiente por Nostra Peñíscola, Ramón Rovira, envió un escrito al alcalde provisional, Carlos Caspe (UV) en el que se solicita que antes de convocar el pleno se eleve una consulta a la Junta Electoral Central para definir qué miembros de los partidos que forman el Consistorio pueden ser candidatos a la alcaldía. Rovira afirma que los dos únicos candidatos que cumplen los requisitos son Caspe y él mismo. "La razón es que son los únicos que no han sufrido ninguna expulsión del partido ni ninguna suspensión de militancia, ni se han pasado a ningún grupo mixto, ni, en definitiva, han hecho ninguna variación con respecto a las listas que se presentaron en las elecciones", afirma Rovira refiriéndose a Simó (expedientado por el PP), Beltrán, de Iniciativa de Progrès (antes de UV), y Agustí Albiol, del PSPV (suspendido de militancia). En respuesta, Caspe pide su parecer a los concejales, ordena elaborar un dictamen jurídico y consultará a la Junta Electoral Central. Beltrán renuncia a ser candidato, mientras que Albiol anuncia que certificará su legitimidad como concejal socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de enero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50