Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas de IU temen ser marginados en los comicios europeos

Alonso Puerta, secretario general y fundador del Partido de Acción Socialista (Pasoc), integrado en IU, tiene en el aire volver a ser cabeza de lista en las elecciones europeas. En su lugar, el PCE quiere colocar a Salvador Jové. En el sistema de primarias de IU siempre saldría perdiendo un partido minoritario como el Pasoc. También en el Ayuntamiento de Madrid se quita presencia a esta formación. A Franco González, hasta ahora su hombre fuerte en la corporación madrileña, se le ha pedido que refuerce las listas de la Comunidad.

Tienen miedo -y, posiblemente, no les falten razones- a ser marginados en las próximas elecciones europeas que se celebrarán el 13 de junio. El Pasoc, los socialistas de IU, es un partido pequeño. Pero tiene una gran importancia estratégica para la pluralidad de la que hace gala Izquierda Unida. Hasta ahora nadie había puesto en cuestión a Alonso Puerta como cabeza de lista de los comicios europeos. De hecho, hasta dirigentes ajenos al Pasoc reconocen que con él IU consiguió superar el 13% y que en sus años al frente del grupo Izquierda Unitaria la coalición ha logrado un cierto reconocimiento en el Parlamento Europeo.Dirigentes del Pasoc e incluso de otros sectores reprochan -y responsabilizan- a Julio Anguita que se abra un nuevo frente de descontento dentro de la propia coalición, permitiendo dos candidaturas para la cabeza de lista en las europeas: el propio Puerta y Salvador Jové. Nadie niega méritos al secretario general del Pasoc, pero quienes apoyan a Jové ponen como aval sus trabajos a favor del aceite de oliva.

El peso del PCE

Tal como se plantean las cosas en IU, el debate se ha llevado a las federaciones para que den su opinión sobre ambas candidaturas. El problema es que en el Pasoc saben que el peso del PCE convierte estas consultas en poco más que un trámite. En cualquier caso, el próximo día 23 el Consejo Político de IU tendrá que decidir entre Puerta y Salvador Jové, que cuenta con los apoyos del PCE y de federaciones tan fuertes como la andaluza o la de Castilla-La Mancha.

¿Era necesario este enfrentamiento? En opinión de amplios sectores de IU -y no sólo del Pasoc- no lo era. El Pasoc ha sido, posiblemente, el partido más leal a Julio Anguita. Aunque también hay que reconocer que ha tenido siempre un trato privilegiado y, tal vez, por encima de su fuerza real. No parece por ello que hubiera que buscar nuevos puntos de fricción y, menos todavía, nuevos enemigos.

Pero no es sólo en los comicios europeos donde el Pasoc pierde. Franco González, su vicepresidente y veterano concejal del Ayuntamiento de Madrid, no repetirá en las listas municipales. Franco González era el apoyo más firme de su correligionaria y candidata a la alcaldía madrileña, Inés Sabanés. A Franco González se le ha pedido que vaya a reforzar la candidatura de IU a la Comunidad de Madrid. Ha aceptado. Pero son ganas de vestir a un santo desnudando a otro. Sabanés se queda como cabeza de una candidatura formada casi exclusivamente por militantes del PCE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de enero de 1999

Más información

  • Franco González, del Pasoc, dejará el Ayuntamiento de Madrid