LENGUA

Multa a una doctora que no atendió a un paciente porque hablaba en valenciano

Cerrarse en banda ante el valenciano le costará 15.000 pesetas a una doctora del ambulatorio de La Vila Joiosa, en La Marina Baixa. El juzgado de instrucción número 1 de esta localidad ha condenado a una multa de 1.000 pesetas al día durante 15 días a la facultativa María Dolores Puente Cuesta, ya que incurrió en una falta de vejaciones cuando el 8 de noviembre se negó a atender a Vanessa Landis González cuando ésta le habló en valenciano. Landis, vecina de La Vila y estudiante en la Universidad de Alicante, llegó al servicio de urgencias del ambulatorio con el tobillo inflamado a consecuencia de una caída. Cuando le pidió a la doctora Puente que la examinara para determinar si había sufrido un esguince, ésta se negó a atenderla porque hablaba en valenciano y aseguraba no entenderla. La condenada no buscó a ningún compañero que hablara valenciano, por lo que Landis tuvo que acudir a otro centro. La estudiante comunicó los hechos a la organización Acció Cultural del País Valencià, cuyo servicio jurídico interpuso el recurso en el juzgado. La responsable de este servicio, Mercè Teodoro, mostró ayer su satisfacción por la sentencia, ya que, "pese a que es prácticamente simbólica", demuestra que "no se cumple" la normativa que exige a los funcionarios el conocimiento de las dos lenguas cooficiales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción