PP y PSPV elegirán en el próximo pleno la Acadèmia de la Llengua y la vacante de RTVV

Populares y socialistas aprobarán en el próximo pleno de las Cortes Valencianas la composición de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, la vacante existente en RTVV y el nombramiento de los dos adjuntos al Síndic de Greuges. Ayer, en el último pleno del actual periodo de sesiones, los populares se negaron a cubrir la vacante del PSPV en el consejo de administración de Ràdio Televisió Valenciana -lo que hubiese propiciado la elección de los académicos- por motivos de calendario político. El acuerdo sobre la composición de la Acadèmia está prácticamente cerrado.

Los populares votaron ayer en blanco, por tercera vez, la candidatura de Miguel Mazón como miembro del consejo de administración de RTVV. El voto en blanco del PP impidió la mayoría cualificada de la Cámara para posibilitar la entrada de Mazón en RTVV. Los populares se negaron a que los socialistas cubriesen su vacante en este órgano en protesta por las formas utilizadas por el PSPV, que incluyó la votación en el orden del día con el apoyo de los regionalistas. La elección de Miguel Mazón hubiese posibilitado también la votación de la candidatura de los 21 miembros que integrarán la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Populares y socialistas tienen prácticamente ultimado un acuerdo sobre la composición de la Acadèmia, que contaría con el popular Manuel Tarancón y el socialista Josep Palomero como presidente y vicepresidente, respectivamente, del citado organismo. El último escollo para cerrar la candidatura con los 21 académicos está en el nombre de José Aparicio, secretario de la secesionista Academia de Cultura Valenciana, propuesto por los populares y rechazado por los socialistas. El Partido Popular, sin embargo, quiere aprovechar el pleno en el que se cubrirá el nombramiento de los académicos y de Miguel Mazón para nombrar también a los dos adjuntos al Síndic de Greuges. En estos nombramientos ha querido intervenir también el presidente de las Cortes, el regionalista Héctor Villalba, que ha propuesto a Eduardo Zaplana la posibilidad de desbloquear el nombramiento de los dos adjuntos al Síndic de Greuges marginando de la institución a los socialistas. Tradicionalmente, el Síndic de Gregues y uno de los adjuntos es nombrado a propuesta del partido más votado y el segundo adjunt, a propuesta del primer partido de la oposición. Según la fórmula de Villalba, si los adjuntos fuesen a propuesta de UV y de Esquerra Unida con el benepláctido del PP se podrían desbloquear los nombramientos. Una opción que ha sido rechazada por los populares, que se niegan a alterar la realidad política y aseguran que quieren mantener su responsabilidad institucional. En ese sentido, el PP votó a favor de que los socialistas cubriesen su baja en el Consell Valencià de Cultura con el escritor Vicente Muñoz Puelles, aunque han optado por frenar el nombramiento de Miguel Mazón.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS