Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SORTEO DE LAS COPAS DE EUROPA

El Roma, un equipo singular en el "calcio"

El entrenador Zeman propone un constante juego de ataque, con Totti como estrella

El Roma es la obra de un radical: el checo Zdenek Zeman, un entrenador singular en el fútbol italiano. Zonista como Arrigo Sacchi, se diferencia del técnico del Atlético en la osadía del fútbol que propone. Si Sacchi se ha visto atacado por un cierto conservadurismo en los últimos años, Zeman se mantiene firme en su idea de jugar al ataque. En Italia se considera que sus propuestas son más poéticas que prácticas, pero sus equipos tienen gancho entre los aficionados. La hinchada del Roma está encantada con el fútbol de su equipo, segundo en la clasificación con una plantilla discreta, sin grandes estrellas extranjeras. Si Sacchi es un fanático del método, Zeman lo es de la preparación física. Hace poco más de un año, los españoles Iván Helguera y César Gómez se quedaron impresionados por el nivel de exigencia de Zeman y las monstruosas sesiones de entrenamiento durante la pretemporada por los cuatros costados.

Después de un largo periodo en el Lazio, el rival por excelencia del Roma, Zeman decidió cambiar de acera. Sus conceptos son sencillos y claros: zona, defensa adelantada y una decisión inequívoca para jugar al ataque. Lo más sorprendente es que el Roma hace todo esto sin grandes jugadores. El mejor es Totti, sujeto a debate en Italia. ¿Mediopunta o delantero? El viejo dilema que ha perseguido a gente como Roberto Baggio.

Totti suele marcar diferencias en un equipo que juega por encima de su calidad real. Marchegiani es un buen portero. Aldair, gran central en sus mejores tiempos, comienza a pagar su edad (34 años). En el centro del campo, tres internacionales italianos: Tomassi, por la derecha; Di Biaggio, en el medio; Di Francesco, por la izquierda. Tres futbolistas laboriosos, pero sin mayores habilidades.

El brasileño Paulo Sergio ocupa el puesto de extremo derecho. Jugó con Brasil el Mundial de 1994. Después de tres temporadas en el Bayer Leverkusen, fue fichado por el Roma, donde se ha ajustado perfectamente a las pretensiones de Zeman.

Por delante de Totti, Del Vecchio, un ariete fornido y peleador que vive el mejor momento de su carrera. Con estos mimbres, que de ninguna manera se acercan a los del Inter, Parma o Milan, el Roma está disfrutando de una gran temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de diciembre de 1998