Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo multimedia afín al Partido Popular opta a la adjudicación de varias FM en Alicante

La adjudicación de 15 nuevas emisoras de Frecuencia Modulada en la Comunidad Valenciana es objeto de "un proceso laborioso", según comentó ayer José Joaquín Ripoll Serrano, portavoz del Consell, para justificar el retraso en la resolución del concurso, que debía ser efectiva hoy. Tan laboriosa como la constitución de un entramado de empresas de comunicación en Alicante próximas al PP que controla el diario La Prensa, tres televisiones locales y varias emisoras de radio y que opta a la adjudicación de otras tantas en el concurso convocado por la Generalitat.

El grupo de sociedades concentra todas sus actividades en la provincia de Alicante. El núcleo en el que confluyen todas las empresas, la sociedad Grupo de Comunicación Arco Mediterráneo (GCAM), empresa editora del diario La Prensa, que se vende en Alicante desde hace poco más de un año y que fue registrada en octubre de 1997. El propio consejero de Industria, Diego Such, bromeaba abiertamente en su día sobre cómo había empujado a Eliseo Quintanilla, empresario alicantino, a crear un diario afín al Partido Popular en Alicante para contrarrestar la influencia de otros diarios locales. El consejo de administración de GCAM está presidido por Edgar Bataouche. Entre los consejeros figuran el propio Quintanilla y el director del diario, Enrique de Diego, y su subdirector, Santiago Lumbreras, que abandonó un cargo directivo en Ràdio 9 vinculado con el escándalo de la elaboración de listas negras entre los empleados de la emisora pública. Entre las últimas incorporaciones al consejo de Administración de GCAM figura José López Garrido, que fuera director general de Interior de la Generalitat hasta el pasado mes de abril. López Garrido fue despedido con todos los honores de la Consejería de Presidencia, precisamente la institución que debe resolver la adjudicación de las emisoras. El ex director general de Interior se vinculó a la empresa en octubre del presente año, cuando ya había sido convocado el concurso de adjudicación de las FM que debe resolverse en breve. Otros componentes del consejo de GCAM se repiten en una segunda sociedad denominada Tabarka, constituida en septiembre de 1997 y dedicada al asesoramiento en la administración y gestión de empresas. Entre ellos Bataouche, en calidad de consejero; Marcelino Gilabert García, que comparte la condición de consejero en ambas sociedades; y, como no, el propio López Garrido, que se incorporó a Tabarka en calidad de consejero delegado el pasado mes de julio, apenas dos meses después de dejar el cargo.

Un entramado de empresas en las que participa el ex director general de Interior aspira a varias FM

Otros responsables de Tabarka, empresa a la que se ha incorporado López Garrido, fueron consejeros del Grupo de Comunicación Arco Mediterráneo (GCAM) hasta el pasado mes de octubre, como Antonio Carmelo Alcalá Vargas Machuca o Manuel Alberola Manero. Alcalá Vargas Machuca es presidente de la comisión de control de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, el órgano encargado de velar por la transparencia en el funcionamiento de la entidad financiera, desde julio pasado. También es consejero del Hércules y de una sociedad que optó sin fortuna al concurso de privatización de las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos. Edgar Bataouche resulta ser también presidente del consejo de administración del Canal 37 de Televisión de Alicante, una televisión local en cuyo consejo de administración se repiten varios de los propietarios de GCAM y Tabarka. José Luis Sánchez Codina, consejero de Canal 37, figura como administrador único de Canal 37 de La Marina Alta, una empresa que opta a la emisora de FM de Dénia, sujeta al concurso. Nombre clave Un nombre clave, que se repite en los consejos de administración de Tabarka y Canal 37 de Alicante es Javier Alberto Giménez García, hijo de Baldomero Giménez, histórico propietario de Radio Benidorm Internacional. Javier Alberto Giménez García es administrador único de la Companía Eldense de Radio Difusión, que aspira a la adjudicación de la emisora de Cullera, la única opción del conjunto del entramado que desborda los límites territoriales de la provincia de Alicante. También es administrador único de Radio Benidorm Internacional, que opta a la adjudicación de una segunda emisora en la capital de La Marina Baixa. El mismo Javier Alberto Giménez figura en el registro mercantil como administrador único de Publicidad 55 Levante, una sociedad que pretende controlar la emisora de Altea objeto de concurso. Además, es administrador único de Canal 55 Marina Baixa, un canal local de televisión que cubre el término municipal de Benidorm. El padre del anterior y su hermana, Concepción Giménez García, son los propietarios de Radio Orihuela, sociedad que opta a la adjudicación de la emisora de Elche. Ripoll, consejero de Presidencia, es el único responsable de la adjudicación del concurso. Ayer, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, comentó que la licitación pública se resolverá "en breves fechas". El portavoz del Consell se limitó a comentar que se han registrado muchas peticiones y que "la mesa de contratación está trabajando sobre ello" porque sólo se pueden conceder finalmente 15 emisoras.

"Un gran colaborador"

José López Garrido renunció al cargo de director general de Interior de la Generalitat Valenciana el 23 de abril de este año a raíz del revuelo desatado en torno a unas obras que llevó a cabo sin la preceptiva licencia en un chalé de su propiedad en la partida de El Moralet, en el término municipal de Alicante, una zona en la que abundan las edificaciones ilegales. El caso era menor pero cobró proporciones de escándalo y precipitó su dimisión. Abandonó el cargo entre alabanzas, entre ellas las del propio presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, quien comentó desde Orlando (Estados Unidos), donde participaba en una misión comercial, que López Garrido había ejercido "como un gran colaborador, un excelente profesional". Abogado, López Garrido se desvinculó de la Administración, pero parece claramente implicado en la constitución de un grupo de comunicación afín al Partido Popular en la provincia de Alicante, una de las primeras obsesiones de los máximos responsables del Consell. Tabarka, una empresa formalmente destinada a asesorar la gestión y administración de sociedades, parece la pieza clave del entramado de sociedades que deben consolidar el grupo de comunicación. Tabarka nace también con vocación de ofrecer servicios de publicidad y relaciones públicas. Las empresas vinculadas a Tabarka controlan en la actualidad el diario La Prensa, tres televisiones locales y varias emisoras locales. Entre las 15 frecuencias objeto de concurso público aspiran a controlar otras cinco emisoras y sólo una de ellas es ajena al ámbito territorial de la provincia de Alicante. Enrique de Diego Villagrán, director de La Prensa, opta a título particular a otras cuatro emisoras, entre ellas una en Valencia y otra en Castellón de la Plana. Compiten en el concurso con todos los grandes grupos de comunicación radiofónica, como Unión Ibérica de Radio, en la que participa Luis María Ansón; Prensa Española, vinculada al diario Abc; la SER, del grupo Prisa; Antena 3 Radio; Luis del Olmo; Radio Voz; José María García o Radio Las Provincias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de diciembre de 1998

Más información