Baja la inversión en Alicante y crecen las ayudas de los fondos Feder

A un total de 26.924 millones de pesetas ascienden los presupuestos municipales de Alicante, presentados ayer por el edil de Hacienda, Juan Seva, como los de la "consolidación" de un proyecto de cuatro años dirigido a disminuir el endeudamiento del Ayuntamiento y contener el gasto corriente. La propuesta, que será sometida a votación el día 23, recoge una disminución del capítulo de inversiones reales, que será compensada con los 1.500 millones de pesetas procedentes de los fondos Feder que serán utilizados en la renovación del alcantarillado de la ciudad. A esta ayuda se sumarán otros 500 millones comprometidos por la Generalitat para sufragar diversas obras, y 1.000 millones más que se conseguirán con la venta de terreno municipal, fórmula acordada por el equipo de gobierno, del PP, para conseguir los fondos necesarios para la adquisición del antiguo cuartel militar de Benalúa y un edificio que acogerá las dependencias económicas. Comparados con los del año pasado, los presupuestos de Alicante experimentan un aumento de 2,9 puntos, manteniéndose la congelación impositiva y destinando 101 millones a la cooperación internacional, un 0,7% de los impuestos directos. El endeudamiento se sitúa en el 12,80%, justo la mitad de lo que autoriza el Ministerio de Economía y Hacienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de diciembre de 1998.