Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El padre del bebé atropellado en Valencia se entrega al juez

José Muñoz, El Sordo, se entregó ayer al juez de guardia de Valencia a la misma hora en que se sellaba el nicho de su hijo de 22 meses en el camposanto de la ciudad. El Sordo, de 45 años, se ha confesado autor de la muerte del camionero Antonio Civantos, que el pasado viernes atropelló con su vehículo al bebé cuando realizaba una maniobra de enganche en una calle del barrio portuario de Natzaret. Cuando el camionero bajó de la cabina fue rodeado por familiares del niño, de etnia gitana, que le golpearon y apuñalaron hasta la muerte. Civantos, de 44 años, fue enterrado también ayer en el cementerio de Alboraia. El juez que investiga el caso decidió a última hora de ayer el traslado de José Muñoz a la cárcel de Picassent. La policía no descarta nuevas detenciones en el entorno familiar del pequeño atropellado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de diciembre de 1998