Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuerda resuelve el conflicto por las luces navideñas multiplicando el gasto

El Ayuntamiento de Vitoria quería ahorrar dinero y energía este año con la iluminación callejera durante la Navidad y terminará multiplicando sus gastos. Después de fracasar el compromiso con los comerciantes, el alcalde, José Ángel Cuerda, anunció ayer que la corporación contratará por su cuenta a una empresa para que ilumine algunas calles del centro, aunque menos de las 20 que pretendían los minoristas. El Ayuntamiento se hará cargo de todo el coste de la operación.

La iluminación de las calles durante las fiestas se ha convertido prácticamente en una cuestión de Estado en Vitoria. Y, como tal, la resolución final ha correspondido al máximo dirigente de la ciudad. El alcalde intervino ayer, dado el desacuerdo entre el Ayuntamiento y los comerciantes. Estos se comprometieron a alquilar 40.000 bombillas, lo cual implica un gasto de unos 10 millones de pesetas; y la corporación, a pagar la electricidad, esto es, alrededor de un millón y medio. Pero había una condición por parte: las luces debían ser de bajo consumo (de seis vatios). De este modo, el Ayuntamiento ahorraría energía y dinero, unas 750.000 pesetas. Los minoristas no han podido cumplir su parte. No han encontrado la iluminación exigida. Ante esta realidad, y el deterioro de las relaciones entre ambas partes, el equipo de gobierno municipal y Cuerda en persona se han hecho cargo de las gestiones en solitario. Existían dos posibilidades. Por una parte, dejar la ciudad sin iluminación navideña, lo cual implicaría un ahorro absoluto, y al mismo tiempo las críticas de algunos sectores ciudadanos. La otra alternativa, adoptada por el alcalde, obliga al Ayuntamiento a asumir los gastos en solitario: tanto de la contratación de las luces como del coste de la energía consumida. Criterios no comerciales Cuerda explicó su idea: "Colocar una cierta iluminación en el centro de la ciudad, que es el cuarto de estar de los vitorianos. No será en 21 calles, sino en menos. Se seguirán criterios de ambientación, no comerciales". El alcalde no concretó el número exacto de arcos que se colocarán, ni los lugares, ni el presupuesto que se habilitará para esta operación. En cualquier caso, se multiplicará con respecto a las 750.000 pesetas que pretendía gastar este año. Eso sí, las bombillas, según aseguró, "serán de bajo consumo". Tampoco aclaró el día en que podría ponerse en marcha el mecanismo, pero, advirtió, "se instalará para el periodo navideño, no prenavideño". En medio de esta polémica, ha surgido una empresa vitoriana que se ha ofrecido a suministrar los arcos necesarios para iluminar el centro de la ciudad en las condiciones que exigía el Ayuntamiento. La asociación de comerciantes aseveraba hasta ahora que sólo existe una compañía en España capaz de disponer de 40.000 bombillas de bajo consumo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de diciembre de 1998

Más información

  • El Ayuntamiento de Vitoria costeará la iluminación en solitario