Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal suizo dice que el dinero de Argentia no fue a Conde ni a políticos

El jefe de la Fiscalía de Zúrich, Cantón IV, Peter Cosandey, envió el pasado 26 de noviembre una carta al juez José Emilio Coronado, titular del Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid, en la que señala que de los movimientos controlados hasta ahora en la sociedad Argentia Trust no ha "encontrado ninguna indicación de que Mario Conde sea el beneficiario o el ordenante" del pago de 600 millones y afirma no tener "ningún indicio de que ningún funcionario, autoridad o político haya recibido dinero". Cosandey, que abandonará la fiscalía, dice que la comisión rogatoria será completada por otro funcionario de la Fiscalía.

El fiscal dice: "He analizado los documentos bancarios e interrogantes en relación al pago de 600 millones de pesetas y la entrega a terceras personas. En el análisis no he encontrado indicación de que Mario Conde sea el beneficiario u ordenante. Tampoco tengo ningún indicio de que ningún funcionario, autoridad o político haya recibido dinero".El pasado 29 de septiembre, los abogados de Conde solicitaron al juez Coronado, el envío de varias preguntas al fiscal Cosandey.

El juez Coronado había reabierto en mayo de 1997 el caso Argentia Trust [condena de cuatro años y dos meses de prisión para el ex banquero], por falso testimonio, cohecho y posible tráfico de influencias. En febrero de 1998, el Tribunal Supremo confirmó la sentencia por un delito de apropiación indebida y recordó que el ex banquero no era acusado de quedarse con el dinero sino de haber utilizado su poder para que se pagase 600 millones a Argentia Trust sin justificación acreditada sobre presuntos servicios prestados a Banesto. La Audiencia Nacional envió a Conde a prisión el pasado 26 de febrero.

Conde organizó una campaña basada en que el dinero de Argentia Trust no se lo quedó él, sino que había ido a parar a políticos o autoridades, en pago de las exenciones fiscales para la Corporación Banesto en junio de 1990. Según dijo, ello se sabría con la comisión rogatoria a Suiza. También aseguró que se habían presentado recursos en Suiza para evitar que la comisión llegara a España.

El fiscal Cosandey señala que "una buena parte de los documentos bancarios están terminados. Aún hay que evaluar más documentos. Los titulares de las cuentas pueden declararse conformes con la entrega [a España]. Si no lo hacen debo promover un auto final cuidadosamente razonado, que puede ser recurrido". Agrega que el procedimiento de asistencia judicial "no está tramitado todavía", ya que "hasta ahora no se ha promulgado ningún auto final parcial". Cosandey añade: "En enero de 1999 cesaré en mi actividad en la Fiscalía para pasar al sector privado. En estos meses debo concluir unos procedimientos y tramitar el resto de casos. El caso Argentia se lo pasaré a uno de mis fiscales". Y agrega: "He recomendado a los abogados de Mario Conde ponerse en contacto con los demás abogados para llegar a un consenso sobre la entrega de documentos bancarios [a España]. Si no llega a darse tal consenso, no podré realizar ninguna actividad de investigación esencial por las razones de tiempo mencionadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de diciembre de 1998

Más información

  • Cosandey deja la Fiscalía de Zúrich y el caso pasará a otro funcionario