Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza el juicio por el cableado del 'bunker' de La Moncloa

La Sección Primera de la Audiencia de Madrid juzgará hoy a Antonio Morlanes, jefe del Servicio de Programación de La Moncloa entre 1990 y 1994, por el caso del cableado del búnker de la Presidencia. Morlanes está acusado de un presunto delito de cohecho y falsedad mercantil por haber cobrado 94 millones en comisiones a una empresa que instaló sistemas de comunicación en dependencias del Gobierno. El fiscal pide para él seis años de prisión.Según el ministerio público, Rivendale Data Systems (RDS), que hacía efectivos sus pagos a través de sociedades que emitían facturas falsas, recibía de Morlanes contrataciones directas por supuestas razones de seguridad. Así, entre otras obras, realizó el suministro e instalación de un cableado, la instalación de fibra óptica o la creación de una infraestructura para voz y datos.

Además de la pena de cárcel, la Fiscalía Anticorrupción solicita nueve años de inhabilitación para Morlanes, quien durante el periodo mencionado obtuvo de RDS una retribución mensual de 571.428 pesetas, así como un cargo directivo.

Los pagos, siempre según el fiscal, se efectuaban por medio de David John Roberts, presidente y socio de RDS, para el que pide cuatro años de cárcel también por cohecho y falsedad en documento mercantil. Roberts daba cantidades en metálico a un contable que, a su vez, se las entregaba a Morlanes y a Baldomero Concejo, para quien se pide la misma pena que para Roberts.

Los abonos de las comisiones las realizaba RDS a través de Promociones El Cabo y Gerco, que para encubrirlas emitieron facturas falsas por 94 millones que "no obedecían a ninguna relación comercial con las sociedades" referidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 1998