Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rayo Vallecano se siente olvidado

La directiva del Rayo Vallecano se siente marginada por el Ayuntamiento. "Nuestro problema es que no tenemos estadio propio ni patrimonio para conseguir los acuerdos que firman el Real y el Atlético", dice Fernando López, portavoz del club. "En cualquier caso, tampoco comprendemos por qué el alcalde nos tiene tan olvidados, ya que no vemos ni una peseta de subvención".El Leganés, que juega en la misma categoría, la Segunda División A, sí recibe una suculenta ayuda municipal. El equipo de gobierno socialista subvenciona al equipo pepinero con 44 millones por temporada y ha suscrito un convenio con el Leganés para cederle el estadio de Butarque durante 75 años. A cambio, el Lega reparte 1.000 entradas entre los chavales en cada partido.

El Ayuntamiento de Getafe y el de Fuenlabrada, ambos gobernados por el PSOE, también ayudan a sus clubes de fútbol, en Segunda División B, con 40 millones. En cambio, el San Sebastián de los Reyes recibe una cantidad mínima. "Me conformaba con el 10% de lo que le dan al Getafe o al Fuenlabrada", dijo Ángel Villena, presidente del Sanse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de noviembre de 1998