Sant Fruitós cuelga un cuadro alegórico lleno de caras de CDC

Un cuadro alegoría de Sant Fruitós de Bages que el equipo de gobierno ha colocado en la sala de plenos del nuevo edificio consistorial, inaugurado el pasado día 2 de noviembre, ha enzarzado a los partidos y la población en una agria polémica. El cuadro, obra del pintor Joan Descals -hijo de Sant Fruitós y que había sido delegado territorial de Enseñanza-, refleja diferentes espacios y momentos históricos y tradiciones de Sant Fruitós. Los personajes que aparecen en el mismo son en su inmensa mayoría personas relacionadas con CiU: desde el presidente actual de la Generalitat, Jordi Pujol, que refleja la recuperación de esta institución, hasta el alcalde, pasando por los concejales de CiU e incluso por el piloto de motociclismo Carles Checa, que en las últimas elecciones se presentó en los puestos de apoyo en la candidatura convergente. Los grupos de la oposición, ERC y PSC, se han mostrado contrariados por la presencia del cuadro y los primeros ya han solicitado que se retire del lugar de preferencia que ocupa. El alcalde, Ignasi Sala, afirma que no está dispuesto a retirar la obra que ha donado Descals, y que la única intención de los grupos de la oposición es crear polémica.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS