ATLETISMO

11.000 atletas recorrieron Canillejas

La Carrera Popular de Canillejas batió ayer su marca de participantes con el estreno de un recorrido de 10 kilómetros. Once mil personas, mil más que en su mejor año (1996), trotaron por las calles del distrito de San Blas durante la mañana. La multitudinaria prueba demostró el renovado fervor por correr en la región. Un numeroso grupo de atletas protestó en la carrera por el "precio abusivo de mil pesetas " que desembolsaron por participar en Canillejas. Estos corredores lucieron en su espalda un dorsal con el lema: "Carreras populares a precios populares". Los atletas kenianos, encabezados por Daniel Gachara, coparon el podio de la prueba. El mejor español fue Fernando Fernández, en el décimo puesto.

Más información

El éxito de participación de Canillejas era ya previsible el pasado viernes. Por primera vez se habían agotado los dorsales de inscripción dos días antes de la carrera. Pepe Cano, su organizador desde hace 19 años, estaba ayer feliz por su nuevo triunfo: "Podríamos haber admitido otras cinco mil personas más, pero no podemos hacer eso, porque tenemos regalos y avituallamiento limitado para un determinado número de corredores". "Es soberbio", prosigue, "que San Blas, un barrio tan castigado por problemas como la droga y la inseguridad, tenga una prueba deportiva de este nivel de participación", dice Pepe Cano. "El problema es que nos enfrentamos a numerosos problemas económicos por la falta de patrocinadores de grandes marcas deportivas que apoyan otras carreras de menor participación". La reunión de Canillejas es efectivamente un clásico.

Cumbre popular

La cita, en la que participaron cuatro millares de chavales con edades comprendidas entre los 6 y 15 años, se ha convertido en la cumbre del atletismo popular. En esta popular carrera, los grandes protagonistas son los corredores anónimos que entrenan todo el año, haga frío o calor, con firmeza y entusiasmo. Y eso se reflejó ayer en el ritmo de la carrera. Los 3.000 primeros atletas emplearon menos de cinco minutos por kilómetro.En la línea de meta no se vivió la emoción del maratón, pero sí otras sensaciones singulares: "La prueba de Canillejas es especial por el ambiente que hay, aquí se huele y respira atletismo de verdad", explicaba ayer en línea de meta José Luis, un abogado de 33 años que completó el recorrido en 53 minutos. Adela terminó ayer su quinta participación: "Correr aquí es precioso, por el entusiasmo que ves; es una carrera muy entrañable para todos los que amamos el atletismo", dijo.

Algunos corredores no estaban ayer tan satisfechos y protestaron durante el recorrido por la cuota impuesta por la organización por participar. Así lo explicó Narciso, de 41 años: "No se puede cobrar mil pesetas por una carrera popular para que luego se lleve medio millón de pesetas el primer clasificado", decía. Elías, funcionario de la Consejería de Economía, participó, pero no pagó las mil pesetas: "He corrido pero no he entrado en meta. Lo he hecho para quejarme, porque no se nos puede pedir mil pesetas para correr en una prueba de este tipo. El atletismo popular no puede tener precios de élite. Además se nos piden mil pesetas y se nos dan unos regalos que no valen para nada". Miguel Ángel, atleta que organiza una carrera propia en Carabanchel, estaba todavía más encolerizado: "Es una vergüenza que pidan mil pesetas. Nosotros en el barrio preparamos una carrera y por 300 pesetas damos tanto regalos, incluida camiseta, como los de aquí".

Pepe Cano, el promotor de la clásica de Canillejas, estaba cansado de tantas quejas: "Yo sigo demostrando que esta carrera es la más barata de Europa. Regalamos un montón de cosas, tenemos preparadas 100.000 botellas, refrescos, naranjas, bebidas, barritas energéticas..., porque nuestro verdadero esfuerzo es con el atleta popular".

El vencedor de la carrera fue el atleta Keniano David Gachara, con un tiempo de 28 minutos y 35 segundos. Fernando Fernández entró en décimo lugar, a dos minutos del vencedor. José Luis Capitán fue el segundo español, y Elsa Sanz venció en categoría femenina, con un tiempo de 38 minutos.

Las próximas citas para las pruebas populares llegarán en diciembre. El domingo día 13 se disputará el trofeo Akiles de atletismo, en el que el primer clasificado recibe un lingote de oro. El último día del año se disputará la San Silvestre Popular, que por vez primera cambia de hora. A las seis de la tarde saldrán los corredores aficionados, y a las ocho de la tarde comenzará la internacional. Getafe, Galapagar y Vicálvaro también organizan carreras en Nochevieja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 22 de noviembre de 1998.

Se adhiere a los criterios de