Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almunia se plantea dimitir si queda relegado a una posición secundaria

Felipe González se reúne con el secretario general del PSOE y con Borrell para acercar posturas

El secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, se reserva la posibilidad de presentar su dimisión el próximo sábado ante el Comité Federal, máximo órgano entre congresos del partido, si queda relegado a una posición secundaria como consecuencia del pulso que mantiene con el candidato a la presidencia del Gobierno, José Borrell. Secretario general y candidato están abiertamente enfrentados por el papel que debe desempeñar cada uno en el liderazgo del PSOE y en la representación institucional de los socialistas. La posibilidad de que se convoque un congreso extraordinario es admitida por dirigentes del PSOE.

El exsecretario general socialista Felipe González se ha reunido por separado con Almunia y

Borrell para expresarles su preocupación por la situación creada e intentar acercar

posturas. Fuentes del PSOE precisaron, sin embargo, que las gestiones de González no pueden

ser interpretadas como una mediación. Almunia, según personas de su entorno, teme que, como

consecuencia del liderazgo absoluto de Borrell, las funciones del secretario general se

limiten a las de un secretario de organización sin capacidad de dirección política. Desde la

perspectiva del candidato se considera que se debe ejercer un liderazgo político y social

que debe marcar la política de oposición frente al Partido Popular. Almunia y Borrell

guardaron ayer un hermetismo absoluto sobre el conflicto que los enfrenta. Ambos mantuvieron

por la noche una reunión en la sede socialista de la calle de Ferraz de Madrid, cuyo

resultado final se desconocía al cierre de esta edición. La reunión se prolongó durante una

hora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 1998