Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Núñez dice que el proyecto no le costará nada al socio del club y que buscará inversores

VIENE DE LA PÁGINA 1 Según la información facilitada ayer por el club sobre el futuro parque del Barça, la inversión directa que se requerirá es de 23.500 millones de pesetas. Sin embargo, el alcalde se encargó de matizar que a esa cifra hay que añadir el coste de todo lo relativo a la obra civil y a la nueva urbanización. En total, unos 40.000 millones de pesetas, según precisó Clos. Preguntado sobre el modelo de financiación de una obra de semejante envergadura, Núñez se limitó a decir que el club explotará el proyecto y se encargará de buscar "socios que inviertan para los que el parque se convierta en un negocio". El presidente de la Comisión de Patrimonio del Barcelona, Francesc Pulido, destacó que el proyecto "no le costará al socio nada de su bolsillo" y que la obras no empezarán "hasta que la financiación esté asegurada". Respecto a si la explotación del parque correrá a cargo de la entidad o bien se creará una sociedad -que es precisamente lo que ha denunciado la plataforma de oposición El Elefante Azul-, Núñez replicó que lo que cuenta es la "aprobación de la asamblea", para apostillar después que la entidad "no se endeudará". El proyecto del parque del Barça, realizado por el gabinete Batlle i Roig -que fue el ganador de un concurso internacional de arquitectos convocado en 1996 en Barcelona-, conectará el Camp Nou, el Palau Blaugrana, el Palau de Gel y las instalaciones del miniestadi y supone una intervención sobre un total de 19 hectáreas. Una gran zona verde servirá de nexo de unión entre las diversas áreas. El complejo prevé la construcción de un aparcamiento subterráneo para 4.800 vehículos. Según el proyecto, se construirán tres grandes plazas, diferentes servicios, museos dedicados al deporte y cuatro pabellones temáticos. El plan prevé una zona destinada a la restauración, así como una oferta lúdica que incluirá 28 salas de cine. El club también ha hecho previsiones: unos 5,2 millones de visitantes anuales. De acuerdo con el proyecto, el parque del Barça supondrá la creación de 800 puestos de trabajo directos. Según los cálculos realizados por el club, un 50% de los visitantes utilizará el vehículo privado para acudir al parque; un 20 % el autocar, y un 25% la red de transporte público. El 5% restante lo hará o bien en motocicleta o a pie. El club también ha estudiado la posible procedencia de los visitantes (de los que un 5% acudirá con la intención de asistir a los acontecimientos deportivos): un 30% procederá del área de Barcelona; un 20% del entorno metropolitano de la ciudad, y un 10% del resto de Cataluña. Un 35% lo hará en calidad de turista. La posibilidad de que el parque del Barça sea un foco de atracción para los turistas fue destacada por el alcalde, quien añadió que el proyecto "tiene que ser el número 1 de Europa; no puede haber otro mejor". Clos también destacó que el proyecto supone "un cambio en la función urbana de las instalaciones del estadio". Algo que se tiene que hacer "resolviendo los problemas de transporte público y ateniéndose a criterios de sostenibilidad". En definitiva, concluyó Clos, "se debe lograr una intervención urbana modélica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 1998