Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"No defendemos la España de la cruzada sino la Constitución", dice el candidato

El Consejo Territorial del PSOE, que agrupa a los secretarios regionales o barones, defendió ayer el modelo autonómico aprobado por el partido en marzo pasado, en el que se apuesta por un impulso federalista que combine el respeto a la diversidad con la necesaria cohesión territorial. "Defendemos la España constitucional, no la de la cruzada porque don Pelayo hace tiempo que no vota", resumió tras la reunión el candidato a La Moncloa, José Borrell.El candidato aludió a las críticas lanzadas en los últimos tiempos por los socialistas gallegos, canarios, catalanes y valencianos, que han apreciado un giro excesivamente españolista en el discurso del PSOE durante la campaña vasca, en las reacciones del partido a las Declaraciones de Lizarra y Barcelona y, sobre todo, en la Declaración de Mérida, suscrita en la localidad extremeña por los presidentes de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura.

En este sentido, Borrell admitió que "no se ve igual a España desde una parte que desde otra", pero se felicitó de que surjan diferencias ya que "el PSOE no funciona, afortunadamente, a toque de corneta". "El debate nos ha permitido concluir que lo que dijimos en marzo sigue siendo plenamente válido y que la iniciativa que intentan tomar los partidos nacionalistas no debe guiar nuestra acción", resumió.

Críticas al Ejecutivo

Además Borrell aprovechó para arremeter contra el modelo autonómico del Gobierno, que, en su opinión, "hace agua por todos los costados" pese a las concesiones hechas por el jefe del Ejecutivo, José María Aznar, a sus socios nacionalistas. Según Borrell, el PSOE no puede "cerrar los ojos" ante un debate político que cuestiona las bases del marco constitucional. Por ello, reiteró la oferta de diálogo al Gobierno sobre esta materia, pero sin excluir a los nacionalistas. Según explicó, esa "mano tendida" es permanente y si algo ha cambiado desde que formulara la misma oferta a primeros de octubre ha sido el lenguaje de los nacionalistas desde la reunión de Santiago.El Consejo Territorial suscribió ayer una resolución que incluye, además de la visión socialista de la coyuntura política, un programa concreto de trabajo para los próximos meses en materia de vertebración del Estado. En primer lugar, los socialistas confirman "en todo su contenido" el documento aprobado en marzo. A renglón seguido se reitera la petición del PSOE para convocar la Comisión General de las Comunidades del Senado con el fin de celebrar el debate sobre el estado de las autonomías y allí crear foros parlamentarios interpartidarios para debatir las distintas cuestiones. En esa agenda de cinco temas incluyen la culminación del desarrollo autonómico y la estabilización del modelo, la negociación de un modelo de financiación sin esperar a los primeros días de un nuevo Gobierno, la reforma del Senado, la representación de las comunidades ante la UE y la dotación de más competencias a los ayuntamientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de noviembre de 1998