Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar tiene ya decidido el relevo de López-Amor como director de RTVE

El presidente del Gobierno ha tomado la decisión de relevar a Fernando López-Amor como director general de RTVE, en una operación que tiende a dar más credibilidad al mensaje centrista en el que se ha volcado desde el mes de julio. Tras el cese del ex portavoz Miguel Ángel Rodríguez y la progresiva marginación del vicepresidente Francisco Álvarez Cascos, la caída de López-Amor sería la tercera pieza. López-Amor se encuentra de viaje en Costa Rica, donde tiene previsto asistir al Festival de la OTI. Altos directivos del ente público aseguraron ayer que no tiene intención de dimitir, "a no ser que le ofrezcan un puesto atractivo". La renuncia ayudaría a ejecutar los planes del Gobierno, que no puede destituir al director de RTVE, en el curso de una legislatura, más que en una serie de casos tasados. Para sustituirle se perfila el nombre de Pío Cabanillas, que trabajó en la empresa de comunicación de Rupert Murdoch y, hasta hace unos meses, para el Grupo PRISA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 1998