Exculpado el camionero acusado de matar a tres mujeres en Castellón

El juez encargado de investigar los asesinatos de tres prostitutas de Castellón, cuyos cadáveres fueron descubiertos junto al cauce de un río en Vila-Real entre enero y septiembre de 1996, retiró el pasado miércoles todas las imputaciones que pesaban sobre Claudio Alba, un camionero que pasó cinco meses en prisión como supuesto autor de los tres crímenes.

El magistrado tomó esa decisión después de decretar el procesamiento de Joaquín F. V., un vecino de Castellón detenido por la muerte de otra joven, Sonia Rubio, que confesó hace 24 días la autoría de esas tres muertes y el asesinato de una quinta mujer, Amelia Sandra García. "Un error no deja de ser un acto humano, pero mantenerse en el error no deja de ser un crimen", apunta el juez en su auto.

Alba, de 52 años y residente en Albinyana (Tarragona), está en libertad provisional desde el pasado junio. Pese a que Joaquín F. V. se autoinculpó de las tres muertes hace más de tres semanas, el camionero ha continuado desde entonces formalmente procesado por un juez de Vila-Real y acusado por el fiscal de los asesinatos de las tres mujeres.

La abogada del camionero denunció ayer, de nuevo, las "aberraciones judiciales"que condujeron a prisión a su cliente y han permitido el procesamiento de dos personas por un mismo delito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de noviembre de 1998.

Lo más visto en...

Top 50