Los análisis de orina, en entredicho

Hormona del crecimiento, EPO, corticoides, anabolizantes, anfetaminas y marihuana, un cóctel el descubierto, según el laboratorio de Albertville, en la sangre, la orina, el cabello y las papeleras de los corredores del TVM, que ha dejado perplejos y alucinados a los profesionales españoles. Consultados un médico, un masajista, un director, un analista y un corredor, sólo este último (que, como los demás, prefiere guardar el anonimato), ha admitido la posibilidad de que el uso de la anfetamina, el producto de moda en la prehistoria del dopaje y que se creía desterrado del pelotón desde hace años, esté aún extendido entre los corredores, "por lo menos en esas latitudes", dice el ciclista refiriéndose al norte de Europa."Ya nos decían ellos que controlaban enmascaradores hasta para las anfetas". Por no hablar de los corticoides o los anabolizantes.Si eso es verdad, los controles de orina para detectar el dopaje, el único medio que existe en todos los deportes, no valen para nada. Como tampoco valen para nada los de sangre, incapaces de detectar el consumo de EPO o de la hormona de crecimiento, los productos de moda en la actualidad.

Más información
Rastros de dopaje en los ciclistas del TVM

Quedan los análisis de cabello. Según el técnico de un laboratorio antidopaje, en el pelo se pueden encontrar rastros de consumo de opiáceos, estimulantes, anabolizantes y muchas más cosas. De hecho, han sido el elemento analítico fundamental en las pruebas del TVM.Hasta se usan como prueba judicial en casos de paternidad discutida o asesinato.

Sin embargo, su uso en una competición deportiva plantearía un problema: en el cabello aguantan los rastros mientras no se corte. Pueden aparecer, pues, substancias ingeridas meses antes del análisis. Ello no supone ninguna objeción para controlar el uso de anabolizantes durante la época de entrenamiento, pero plantea una duda razonable si se habla de otras substancias. ¿Quién sabe si la anfetamina que se descubrió en los cuerpos de los corredores del TVM la habían ingerido durante el Tour, o meses antes, fuera de competición, simplemente para divertirse una noche (como droga social) o para animarse y salir a entrenarse un día de mal tiempo?

Quizás el análisis de cabello no pueda usarse nunca como prueba para sancionar a un corredor, pero en el caso TVM ha valido para sacar a la superficie una peligrosa modalidad de dopaje que se creía olvidada.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS