Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bosquimano disecado seguirá en Banyoles, según el alcalde

La asociación Amics dels Museus presentó ayer en el Ayuntamiento de Banyoles (Pla de l"Estany) 7.300 firmas para reclamar que el bosquimano disecado que se exhibía en el Museo Darder de esta localidad se quede en Banyoles, en contra de su posible destrucción o repatriación. Los firmantes consideran que no debe ser exhibido, pero que ha de permanecer a disposición de investigadores y expertos. El bosquimano permanecerá por el momento en el almacén del museo, según anunció ayer el alcalde de Banyoles, Joan Solana, que reiteró que decidirá qué hacer con esta pieza cuando se hayan cerrado definitivamente todos los frentes judiciales sobre su polémica exhibición. El futuro de esta insólita pieza del museo, que causó una importante controversia cuando el médico haitiano Alphons Arcelin presentó una querella contra el Ayuntamiento para pedir su repatriación a su lugar de origen, es ahora una incógnita. Los abogados de Arcelin han abandonado la batalla legal tras perder dicha querella en el Juzgado de Instrucción de Girona y la apelación presentada ante la Audiencia Provincial. Ambas sentencias consideran que la vía adecuada para este tipo de reclamaciones es la administrativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de noviembre de 1998