EL PROCESO DE PAZ

Aznar reafirma estar dispuesto "al perdón y la generosidad"

El presidente del Gobierno, José María Aznar, manifestó ayer que está dispuesto "al perdón y la generosidad" si ETA acepta el resultado de las elecciones vascas y renuncia definitivamente a las armas. Aznar hizo estas apreciaciones en una alocución pronunciada durante la presentación de la revista La aventura de la historia, una nueva publicación de temas históricos, que dirige Daniel Solar.

El presidente del Gobierno recalcó que ETA debe tener claro que "la paz no se puede comprar porque no tiene precio", y reiteró que los españoles pueden estar convencidos de que el proceso de diálogo con la banda terrorista será transparente. "Espero que todos nos demos cuenta de la importancia del momento en que vivimos y actuemos en consecuencia", subrayó.

Aznar opinó que el nacionalismo es una ideología del siglo XIX que no ha sabido adecuarse a la realidad actual, a diferencia de lo que han hecho tanto las doctrinas de derecha como de izquierda, que ahora coinciden en bastantes cosas.

Cascos pide interlocutor

El vicepresidente primero del Gobierno, Francisco Álvarez-Cascos, pidió ayer a ETA que designe sus interlocutores para que el Gobierno pueda iniciar conversaciones con esta organización. "El Gobierno ya ha dicho quién es el interlocutor: el propio Gobierno. Ahora alguien tiene que decir quién puede ser el otro interlocutor [el de ETA]", aseguró Cascos en Barcelona tras reunirse con la dirección del PP catalán. El vicepresidente exigió que estos interlocutores "tengan capacidad y representación para poder sentarse con un interlocutor tan cualificado como el Gobierno".Cascos añadió que, a su juicio, el comunicado de ETA difundido ayer por Euskadi Información "está desfasado".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS