EL PROCESO DE PAZ

HB responde al jefe del Ejecutivo que la paz precisa "soluciones en clave de soberanía"

Herri Batasuna respondió ayer tarde al anuncio realizado por José María Aznar con un comunicado escueto y retórico en el que, sin profundizar en la decisión del Gobierno, recuerda a su presidente que "la inmensa mayoría de la sociedad vasca demanda soluciones en clave de soberanía y territorialidad, demandas ante las que los Gobiernos de Madrid y París han hecho oídos sordos". Mejor recibimiento tuvo la propuesta en el Ejecutivo vasco que, a través de su portavoz, mostró su respaldo a la decisión de Aznar, no sin añadir que ello supone dar la razón a sus posiciones.

La coalición independentista recalca en su texto que la única salida para "encarar el conflicto entre Euskal Herria y los Estados español y francés" es "el diálogo y la negociación". A renglón seguido pide al Gobierno central que, ante esta "oportunidad histórica", tenga "altura de miras y el mismo nivel de responsabilidad y de compromiso" que han demostrado HB y la izquierda abertzale. Reclama de Aznar una "voluntad inequívoca" de avanzar "con total claridad, desechando de una vez por todas cualquier otra vía que suponga una salida en falso de este proceso". Un proceso que para la coalición tiene una meta clara: "Que se respete el derecho que corresponde a Euskal Herria a decidir libremente su futuro".Para el Ejecutivo de Vitoria, el anuncio introduce "un elemento nuevo e interesante en el proceso de paz", según dijo su portavoz, la peneuvista Mari Carmen Garmendia, tras la reunión del Consejo de Gobierno. El Ejecutivo autónomo apoyará "totalmente y sin fisuras" todas las iniciativas que se planteen "con el objetivo de alcanzar la paz y la reconciliación".

Garmendia aprovechó la ocasión para dejar claro que la decisión de Aznar "da la razón y respalda las actuaciones que han llevado a cabo organizaciones y partidos en los últimos meses, con el objetivo de crear las condiciones adecuadas para que se dé la situación" actual.

La portavoz añadió que ahora "resulta difícil entender la actitud de quienes, en los últimos tiempos, y especialmente en la campaña electoral, se han ensañado con los que han llevado a cabo los esfuerzos en pro de la paz, criminalizando y satanizando lo que estaban haciendo".

A lo largo de todo el año el PNV ha sido duramente criticado por los partidos estatales por negociar con HB y por haber firmado el acuerdo de Estella, que propone una negociación "abierta y sin condiciones" para alcanzar una paz basada en el respeto a la decisión de los vascos. "La actitud que algunos partidos, medios de comunicación e incluso el Gobierno del Estado han tenido en bastantes ocasiones a lo largo de los últimos meses no parece justificable" vistos los últimos sucesos, subrayó Garmendia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Aurora Intxausti

Coordina la sección de Cultura de Madrid y escribe en EL PAÍS desde 1985. Cree que es difícil encontrar una ciudad más bonita que San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS