Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hospital Niño Jesús dice que no hubo negligencia en la muerte del niño

El niño de cuatro años Alejandro G. P., que murió asfixiado en un centro de salud de Coslada a las cinco horas de recibir el alta médica en el hospital del Niño Jesús, salió del centro con la recomendación de regresar si empeoraba, según un comunicado hecho público ayer por el director gerente del centro, Jorge Gómez, que descarta que hubiera negligencia en la atención médica prestada al pequeño.Alejandro G. P. empezó a sentirse mal el sábado pasado a las ocho de la tarde, por lo que sus padres le llevaron al hospital. Llegaron a las urgencias del centro a las 21.35. Fue atendido tres cuartos de hora después, en concreto, a las 22.24, según consta en el parte médico. Tras seis minutos de exploración, el facultativo le diagnosticó una "faringoamigdalitis catarral" (vegetaciones) y le dio el alta a las 22.30. Antes le prescribió algunos fármacos para combatir su dolencia y advirtió a los progenitores que volvieran al centro si empeoraba.

El niño regresó a su residencia de Coslada y allí permaneció, con sus padres y dos hermanos, hasta aproximadamente la una de la madrugada, momento en que comenzó a sentirse mal de nuevo. César y Francisca, sus padres, le llevaron entonces al servicio de urgencias de Coslada, donde fue atendido en primer lugar por una doctora de guardia.

El pequeño murió tras sufrir dos paradas cardiacas. La causa fue un "un edema de glotis". Falleció asfixiado por la inflamación de su tráquea.

Según la dirección del Niño Jesús, cuando el niño fue atendido y se le tomó la temperatura (37,4 grados), nada hacía pensar que su dolencia podía derivar en un edema de glotis, una afección poco frecuente entre los niños atendidos en el centro sanitario.

Los padres de Alejandro se presentarán hoy en el Juzgado de Instrucción número 3 de Coslada para denunciar los hechos. "No acusamos a nadie. Sólo queremos que se delimiten las responsabilidades en el caso de que se demuestre que hubo alguna negligencia", dijo César. El juez está a la espera de recibir los resultados de la autopsia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de noviembre de 1998